29/08/2019TRADICIONES

Los Pueblos Alemanes y su gente. Museo a Cielo Abierto del Club Germano.

Más de 200 piezas, muchas donadas y otras compradas. Está en marcha la campaña del hierro.

“Desde hace muchos años que estamos trabajando con el tema del Museo, desde hace unos 9 años. Iniciamos, y por complicaciones, quedó parado, se bajaron los brazos. Con un viaje que hice al sur, donde visité el Museo El Molino, que está en Esquel, viendo herramientas antiguas y habiendo ya juntado cosas, empecé a sumar gente. Por suerte encontré personas con mucho amor a esas cosas viejas y reiniciamos este proyecto”.

Esto lo dijo Hugo Schwab, Presidente de la Asociación Germano Argentina del Pueblo San José, comentando que “hoy somos un grupo importante, con una comisión conformada, la Comisión del Museo Germano Argentino”.

Tuvieron presencia en el desfile del pasado 6 de agosto con algunas herramientas antiguas.

Explica que “la idea es recolectar lo más que se pueda en herramientas viejas, antes que se depreden, que vayan a la fundición. Es matar la historia, que está quedando muy poca. Estamos tratando de conseguir lo más que podamos. Hemos conseguido mucho. Por ejemplo, máquinas de cosechadora tiradas por caballo, de los años entre 1920 y 1930. Tenemos ocho de este tipo. Hay una que tiene mucha historia, que es la máquina del ex Intendente Municipal Conrado Walter. Tenemos la máquina cosechadora Case y una sembradora marca Oliver que hace más de 50 años que están guardadas en un galpón. Fue guardada como una reliquia por sus nietos, su familia. Esa no la tenemos todavía en posesión nuestra, tenemos que buscarla”.

Señala Hugo Schwab que ese es uno de los problemas del Museo: “tenemos que ir para la zona del Campamento, donde tenemos para hacer más o menos 30 viajes buscando cosas para esa zona y hay que afrontar los costos de los combustibles y todo eso. Por lo que venimos haciendo peñas, juntando dinero entre amigos. Con eso vamos solventando los gastos de combustible. También hemos comprado algunos tractores antiguos y otras herramientas. Contamos también con una madrina, en Bahía Blanca, que compró tres tractores y nos lo donó”.

La idea es “armar un Museo a cielo abierto, con instrumentos que pertenecieron a la historia de Coronel Suárez, de todas las colectividades, porque fueron usados por todas. La idea es poner en funcionamiento gran parte de estas maquinarias y la idea es arar, sembrar y cosechar con estas viejas herramientas, haciendo las demostraciones a los chicos jóvenes. Contamos con un campo vecino que nos han ofrecido para hacer esta experiencia”.

También, para recaudar los fondos, se pondrá en marcha “la campaña del hierro. La propuesta es que en todos esos campos donde hay hierros abarrotados, que no les sirva, que los quieren tirar, que se comuniquen con la Asociación, que nosotros vamos, los limpiamos. De esa manera nos vamos a ir haciendo de unos pesos para ir juntando fondos para el combustible, para trasladar las 170 piezas para el Museo. En esto momentos contamos con 53 piezas grandes en el Germano, más 27 piezas chicas. Más las 170 piezas grandes que restan traer, entre cosechadoras, tractores, rastras y rastrines”.