10/01/2020TRADICIONES

La Tranca de Cura Malal en versión verano.

Siguen con las pulperías de los viernes, infaltables. Y hoy suman la presentación del libro de Leandro Vesco.

“Desconocida Buenos Aires, historias de frontera”. Así se llama este segundo libro del periodista de La Nación y escritor Leandro Vesco.

Los lugares y la gente de toda la región, incluido Coronel Suárez, han sido fuente de inspiración para este particular escritor que logra sacar del polvo del olvido a lugares pequeños del interior bonaerense, y gente desconocida, con sus historias particulares.

Con su pluma, vivaz, emotiva, Leandro Vesco logra dejar al descubierto el encanto de los lugares, las cosas, la gente.

Hoy viernes a las 20 horas estará presentando el libro en La Tranca, en Cura Malal. Y el sábado lo hará en el Club Olimpo de Piñeyro.

Consultada Mercedes Resch, creadora del espacio cultural Corral de Piedra y de La Tranca, habló sobre esta oportunidad que tendrá desarrollo hoy, y también de lo que son las pulperías de este espacio, que cada viernes, ininterrumpidamente, tiene desarrollo desde hace dos años.

“La de hoy es una pulpería especial, porque es una presentación de libro. En este caso, Leandro Vesco presenta su segundo libro, ‘Desconocida Buenos Aires’. Me pidió presentarlo en La Tranca, coincidentemente, porque una de las historias es Mingo Silvera, nuestro tío. Uno de los capítulos de este libro habla de él”.
Este espacio cultural está en el primer libro de ‘Desconocida Buenos Aires’, dentro de otras cinco historias de Coronel Suárez.

“La pulpería es un azar –dice Mercedes-, lo construye el que va. Siempre es diferente, no hay algo tan programado. Sí sabemos que hoy a las 20 horas es la presentación del libro. Si el día está lindo lo vamos a hacer en la calle. Todo depende del clima. La entrada es libre y gratuita. Va a estar el autor, el que tenga sus libros puede hacerlos firmar y aprovechar la oportunidad que está el autor para charlar con él. No sucede mucho en la zona esto. Él va a estar dispuesto a la charla, a firmar los libros. También tendrá libros para vender. Después, el que se quiera quedar a la pulpería va a haber algo para tomar, para comer, y por ahí hay algo de música. Todo se va armando en el hacer” adelantó Mercedes Resch.