22/06/2020SALUD

Triquinosis: controles bromatológicos en carnicerías.

Se solicita también a quienes llevan a cabo faena domiciliaria de cerdos cumplir con los análisis correspondientes para prevenir la enfermedad.

La Dirección de Bromatología recuerda que con el inicio del período invernal ha comenzado la faena domiciliaria de cerdos, los que deben ser analizados a los fines de prevenir esta enfermedad considerada endémica.

Como parte de las acciones de la Dirección de Bromatología para evitar enfermedades transmitidas por alimentos, se instrumentarán los controles de fiscalización de las carnicerías del partido para detectar y actuar ante la presencia u oferta de productos porcinos que no han recibido el control correspondiente, no presenten identificación alguna, sin conocer la procedencia de la carne utilizada, lo que implica un grave riesgo para la salud de los consumidores.

Ante cualquier duda o información que se requiera se podrán canalizar las consultas en la Dirección de Bromatología, ubicada en Av. Casey y Roque Saenz Peña, o comunicarse al 424695.

La triquinosis es una zoonosis (enfermedad que se transmite de los animales al hombre) parasitaria, relacionada con los hábitos alimentarios de la población. En los humanos habitualmente se presenta en forma de brotes familiares o bien como casos diseminados por comercialización de productos alimenticios infectados.

En la provincia de Buenos Aires se registran anualmente un promedio de entre 100 a 300 casos en humanos, en todas las regiones sanitarias bonaerenses.

La causa es el parásito trichinella spiralis, cuyos reservorios fundamentalmente son animales domésticos (cerdos) y silvestres (zorros, jabalíes). El parásito se transmite entre los animales y al hombre por ingestión de carne cruda infectada por larvas.

El cerdo es la especie animal más relacionada con la producción de brotes humanos por la ingesta de carne cruda (salame, chorizo seco, longaniza, jamón, bondiola) o mal cocida. Los procesos de secado, salazón y/o ahumado, no afectan la vitalidad del parásito.

La magnitud de casos afectados en un brote y la gravedad de los mismos guarda relación con el grado de infección de la carne parasitada y la cantidad comida por la persona.

Presentación clínica de la enfermedad

En un primer estadio, se presentan manifestaciones digestivas como náuseas, vómitos y diarrea y en una segunda etapa de migración parasitaria y localización muscular, con una duración de una a cinco semanas, se desarrolla fiebre, cefalea, edema bipalpebral y facial, mialgias generalizadas, exantemas. 

La miocarditis es una de las manifestaciones más graves.

En la provincia de Buenos Aires, la presentación de brotes ocurre sobre todo en los meses de mayo a octubre, relacionada con la faena domiciliaria de cerdos y elaboración de subproductos para consumo.

Medidas de prevención

Las medidas de prevención y control se deben realizar en forma conjunta entre los Organismos de Salud, Producción Agropecuaria y Educación y se orientan a:

Control en la elaboración de alimentos: se deben extremar las medidas de diagnóstico de triquinosis porcina, en la faena de cerdos, sobre todo en la Industria Frigorífica que elabora subproductos crudos y en las faenas para consumo familiar de cerdos, realizando la prueba de digestión artificial a muestras de diafragma de animales en el momento de faena.

Control de la crianza de cerdos: Debe ser adecuada, sin alimentar a éstos con basura y evitando la convivencia con ratas.

Educación para la Salud del consumidor: Los consumidores deben realizar la cocción adecuada de la carne fresca de cerdos aplicando una temperatura superior a 70º C, a su vez es de importancia la verificación de la procedencia de los alimentos (rótulos, etiquetas que garanticen el control sanitario adecuado, sobre todo en chacinados y embutidos secos).

No se deben permitir chacinados y embutidos secos de procedencia “casera” o artesanal que no cuenten con el rótulo o etiqueta del establecimiento elaborador habilitado y sean vendidos en comercios, puestos o vendedores callejeros sin habilitación Municipal.

Control de brotes: dada la presentación de esta enfermedad en forma de brotes, se destaca la importancia de la notificación inmediata de los casos presuntivos a fin de que la autoridad sanitaria pueda limitar la extensión del mismo, realizar la investigación epidemiológica definiendo los alimentos involucrados, administrar tempranamente tratamientos antiparasitarios y realizar acciones de Policía Sanitaria en establecimientos productores y criaderos involucrados.

Si se detectan personas afectadas de Triquinosis y todavía se tienen restos de los subproductos consumidos deben ser entregados a la autoridad sanitaria para establecer el origen de la enfermedad. Nunca se debe arrojar a la basura ni destruir el alimento sospechoso.