05/05/2019SALUD

Se realizó en Bahía Blanca un tratamiento inédito en el país

Consistió en el reemplazo de una válvula mitral en una paciente de riesgo de casi 80 años. La llevó a cabo el Servicio de Hemodinamia del Sur.

Una técnica de alta complejidad inédita en el país, que consistió en el reemplazo de una válvula mitral por cateterismo --sin necesidad de una cirugía abierta--, fue desarrollada en el Servicio de Hemodinamia del Sur, que funciona en el Hospital Privado del Sur, por parte del equipo médico liderado por el doctor Alejandro Alvarez Iorio.

Este cardiólogo intervencionista oriundo de Bahía Blanca, formado en Estados Unidos y España, recibió el caso de una paciente en estado de riesgo de 79 años con un cuadro de insuficiencia cardíaca grave por deterioro de la válvula cardíaca mitral previamente implantada por cirugía abierta.

Con aparatología de última generación, se reemplazó dicha válvula a través de un cateterismo con una punción de la vena de la pierna (vena femoral) y una válvula montada en un catéter.

Se trató, tal como este equipo médico lo ha venido realizando desde hace años, de un procedimiento mínimamente invasivo y la recuperación de la paciente fue inmediata, ya que fue dada de alta a las 48 horas.

Este ha sido el primer procedimiento de tratamiento por cateterismo exitoso en la Argentina realizado en una válvula quirúrgica que falló en posición mitral.

Alvarez Iorio explicó a “La Nueva.” que al prolongarse el promedio de vida de la población, la válvula aórtica se va cerrando con el correr del tiempo y recordó que desde hace 17 años dicha válvula se reemplaza por cateterismo, es decir, sin cirugía abierta.

Sin embargo, recién en la actualidad se hace lo propio con la válvula mitral, que resulta de gran importancia para el funcionamiento del corazón.

De hecho, esta técnica de avanzada sólo se realiza en Suiza, España, EEUU e Inglaterra.

“Más allá de haber sido los primeros en desarrollarla, para nosotros fue trascendental el haber logrado el objetivo central, es decir, mejorar la calidad de vida y el pronóstico del enfermo”, sostuvo.

El resultado, añadió, fue crucial para iniciar en Bahía y en el país esta intervención de vanguardia que no tiene otro objetivo más que reducir la morbimortalidad.

“Las enfermedades del corazón continúan siendo la principal causa de morbimortalidad en la especie humana. Sin embargo, las nuevas medidas de prevención y posibilidades terapéuticas mínimamente invasivas sin duda contribuyen a mitigarlas”, consideró.

La intervención tuvo lugar en la sala de cateterismo del sanatorio de calle Las Heras 164.

Para poder desarrollarla, el especialista debió realizar un entrenamiento específico ya que la casuística a nivel mundial es no mayor a 300 casos.

Mas allá del éxito de la operación y de haberse constituido en un hito histórico, la intervención marca el comienzo de un camino muy importante para la medicina en Bahía Blanca y Argentina en el tratamiento para pacientes cardíacos.

Además, complementa la revolucionaria terapéutica de la válvula aórtica que ha demostrado ser superior a la cirugía cardíaca abierta en pacientes de riesgo quirúrgico alto, intermedio y bajo.

La técnica en cuestión tomó más estado público recientemente tras el recambio de la válvula aórtica del cantante Mick Jagger de los Rolling Stones, quien tras un mes de recuperación ha vuelto a los escenarios.

“Comenzó con síntomas por estenosis de la válvula aórtica y fue de inmediato internado en un Hospital de Nueva York. Nunca se dudó en aplicar esta técnica y reanudó su actividad a los 75 años”, comentó Alvarez Iorio.

Este tipo de procedimiento se denomina TAVI (Intervención Valvular Aórtica Transcatéter) y consistió en una de las disertaciones centrales que se realizaron por primera vez en nuestra ciudad seis meses atrás, en el marco de las dos jornadas internacionales de Cardiología Intervencionista realizadas en el Teatro Municipal con la presencia de profesionales reconocidos de todo el mundo.

Fuente: La Nueva.