07/09/2019SALUD

¿Por qué es importante hablar sobre el suicidio y llevar a cabo actividades que celebren la vida?

Algunos de los mitos que rondan el suicidio.

La pregunta que encabeza esta nota se la hicimos a la Psicóloga Vanesa Gallardo.

Respondió que “entendemos que la prevención es algo que hacemos entre todos. No hay un solo responsable en esto, sino todos, como comunidad, podemos trabajar juntos para prevenir conductas que puedan llevar al suicidio. Empezar a visibilizar, a instalar el tema, a no tener miedo de hablar sobre el suicidio. Es lo que va a permitir trabajar en prevención y evitar o anticiparnos a situaciones que no queremos que sucedan. Llevar este tema para que lo trabajen en las escuelas, para que los trabajen los adolescentes, los profesores. Compartir esto a la comunidad. Entendiendo que todos podemos ser agentes en este proceso que puede estar atravesando alguna persona y que termine en un acto de suicidio”.

Mito 1: quien dice que se va a suicidar, nunca lo va a hacer.

“Eso es un mito”, dice la Psicóloga entrevistada, “las personas que llegan a tomar esta decisión, muchas veces, la gran mayoría, lo dicen.

Tenemos que estar atentos a esto. A veces lo tomamos como no relevante: ‘Si lo dice, no lo va a hacer’. No, tenemos que saber que hay avisos. Si alguien está hablando de esto tenemos que estar atentos para intervenir. Para poder escuchar, hablar con familiares, derivar, lo que fuera que se pueda hacer. Prestar atención a esto: no es cierto que quien lo dice no lo va a hacer. Al contrario. Muchas veces estos son avisos, que en ocasiones concluyen en una conducta de este tipo”.

Mito 2: hablar de suicidio puede potenciar la idea.

“Muchas veces decimos mejor no hablamos, no preguntamos. No sea cosa que esto dispare la idea. No es así. Al contrario, necesitamos hablar y no tener miedo de esto. Si alguien está pensando está construyendo la idea de hacerse daño a sí mismo, nosotros no vamos a potenciar eso por hablar. Seguramente vamos a poder desactivar, desarticular la idea, si hablamos. Así que hablemos, podemos hacerlo con tranquilidad”.