10/10/2021SALUD

“La pulga transmite enfermedades, tanto a los perros como a los gatos, y hay algunas que se nos pueden transmitir a nosotros”

La veterinaria Gabriela Steinmetz profundizó, en un nuevo segmento de Salud y Bienestar en La Nueva Radio Suárez, sobre las pulgas en época del calor: “Empieza el calor, un poquito de lluvia y de humedad, y empiezan las pulgas y garrapatas a morir” expresó para dar pie al tema.

En principio, marcó que, aunque nuestras mascotas no salgan de casa, las pulgas aparecen porque “tienen una capacidad de sobrevivir en el medioambiente un año”. 

La Veterinaria contó que pueden mantenerse en hendijas, en pisos de madera, alfombras, sillones y almohadones: “Todo eso puede llegar a tener huevos que no se combaten con nada” dijo Steinmetz, asegurando que “el huevo y la pupa de pulga son muy difíciles de combatir”.

Un consejo que la profesional entrevistada hizo extensivo fue el uso de aspiradora en sillones y almohadones, pero también en las propias mantas de los animales y en la madera, “porque es una buena manera de levantar los huevos y las pupas” dijo. 

Consultada sobre por qué es importante el tema de las pulgas, Gabriela Steinmetz aseguró que no es sólo por el rascado, sino que “la pulga transmite enfermedades, tanto a los perros como a los gatos, y hay algunas que se nos pueden transmitir a nosotros”. 

Motivo de ello, la entrevistada indicó que “el control de las pulgas no es sólo para ver a nuestro amigo de cuatro patas rascándose, sino que es para prevenir enfermedades”.

De las más comunes son los parásitos, como los que salen con la caca del perro: “Esa larva de la pulga que está esperando algo para comer y sobrevivir, porque se alimentan de escamas de piel, ingiere el huevo de este parásito que está en la materia fecal y cuando el perro o el gato, con los dientes, se rascan, se las comen y ahí se hace todo el ciclo” explicó Steinmetz, indicando que “el parásito puede eclosionar en sus intestinos”.

En ese punto, la profesional habló del arañazo de los gatos, por cómo puede provocar, por ejemplo, inflamación en nuestros ganglios: “Cuando la pulga defeca y en el pelo del gato o del perro vamos a ver como tierra. La gente cree que está sucio, pero en realidad es eso”.

Marcó que, en el cuello, podemos verlas caminar, pero que ese polvillo suele ser materia fecal de pulgas. Para darse uno cuenta de si es así, invitó a tomar una servilleta de papel mojada en un poquito de agua y apoyarla en el lomo de nuestra mascota: “Si son manchas rojas, es materia fecal de pulga” confió, haciendo foco en que a veces no le encontramos las pulgas a nuestras mascotas porque se las comen. 

Consultada entonces sobre cuánto tiempo puede vivir una pulga, Steinmetz contó hasta cien días, aunque resaltó que puede poner hasta cincuenta huevos por día, “por eso las infestaciones suelen ser bastante masivas y aparecen de golpe”.

Recordó que, “antes, era sólo en primavera y verano el problema de pulgas, pero ahora es todo el año, aunque en esas temporadas hacen una explosión porque el clima las favorece”. Pese a esa información, Steinmetz hizo hincapié en que, dentro de una casa, la pulga puede sobrevivir todo el año, por la humedad y el calorcito que ponemos en invierno.

En ese sentido, continuó diciendo que hay muchas cosas para hacer y prevenir o combatirlas: “Hay de todo y para todos los bolsillos, pipetas, collares, bocaditos. A veces lo más efectivo es lo más costoso, pero son efectivos” dijo la Veterinaria.

Pese a ello, Gabriela Steinmetz puso el foco en la palabra prevención y aconsejó aplicar las pipetas una vez por mes: “Asesórense con sus veterinarios de confianza” concluyó.