19/11/2020SALUD

¡Esto no puede pasar! ¿Por qué el PAMI no responde?

Rosana Graff es una vecina de Coronel Suárez que está pasando por una situación de salud muy complicada. Y no encuentra una respuesta total del PAMI, mediando incluso, según contó en una entrevista, trato inadecuado en la oficina local de esa obra social, que involucra al abogado del lugar, con decires fuera de lugar, sin ninguna delicadeza.

Con toda humildad, y pidiendo disculpas por tener que recurrir a los medios, expuso en una entrevista su situación.

“Cuento mi historia, cómo comenzó todo esto. Me detectaron un carcinoma escamoso el día 14 de julio, realizándome una biopsia por una llaguita que me había salido en el paladar duro. Hablé con mis hijas, porque tenía que ir a Bahía Blanca a ver un especialista de cuello, garganta y cerebro. Me consiguieron un turno en el Hospital Penna, donde me atendió la oncóloga, Dra. Alem, el 23 de agosto. De inmediato, cuando vio el diagnóstico, llamó enseguida al cirujano Álvaro Otero Muñoz, quien me atendió y me dijo que me haga una resonancia magnética y una tomografía computada de 64 copias, para ver si tenía metástasis o no”.

Relata que se hizo todos los estudios, y cuando tenía todo listo viajó a Bahía, y se los llevó al cirujano. 

“El Dr. Otero Muñoz me dijo que tenía un tumor maligno, pero que no tenía metástasis. Me dijo que si realizaba la cirugía cuanto antes yo me iba a curar. Eso fue el 23 de agosto”, explica Rosana Graff.

“Pero PAMI, cuando empezaron los trámites para autorizar la cirugía y la sierra eléctrica que necesita el cirujano para cortar parte del paladar, cuesta mucho dinero. Lo tienen que alquilar. La cirugía ya está aprobada, pero el instrumental –la sierra eléctrica- no. Y hace 4 meses que me vienen diciendo que ‘espera, espera’, y hasta ahora no obtuve respuesta. Y estoy muy triste, muy angustiada porque PAMI tiene que responder a un pedido de esta magnitud. Porque es urgente”.

Dice que ha llamado a Bahía Blanca, “con la Doctora Terragnolo, que es una de las médicas auditoras, responsables de autorizar la sierra eléctrica, pero no obtengo respuesta. Y estoy muy angustiada. El viernes 20 tengo turno con la Dra. Berna, que es cirujana general y oncológica, porque, cuando me salió esta llaga –una más-, en el paladar inferior, me vio la Dra. Ruiz (odontóloga que atiende en el Materno) y me derivó urgente a Bahía Blanca. Fui a Bahía Blanca, me atendió la cirujana Berna. Esperé días, llamando y llamando, porque no me daban un nuevo turno de atención para esta nueva biopsia (de una llaga nueva, igual a la anterior, que ahora le apareció en el labio inferior). La semana pasada llamé muy enojada, a su secretaria, y a los 10 minutos tenía el turno para este viernes”.

Con toda lógica y angustia, Rosana Graff dice que “si me operan, cuanto antes, me puedo salvar”.

Agradece al Intendente Ricardo Moccero, “que todo este tiempo me ha otorgado el transporte para ir y venir a Bahía Blanca. No tengo palabra de agradecimiento para él”.

En cuanto al PAMI local, Rosana expresa que “la Dra. Berna me dijo que esto lo tiene que acelerar en PAMI Coronel Suárez. Y la verdad, ¡lo mal que me han tratado…! Me ha dicho, el abogado Matías, hay personas de testigo, ‘No tenemos respuestas’ -me dijo- ‘Tenés que esperar, y si no, arreglatelas como puedas’. Fijate que falta de respeto. Me habló delante de toda la gente, ni siquiera me hizo pasar al escritorio para hablar en privado. El Dr. Pellegrini, sentado ahí, que no mueve nada. No sé para qué está sentado ahí. Supuestamente, la Dra. Terragnolo me dijo que el que tenía que agilizar estos trámites era el Dr. Pellegrini. Pero no obtengo respuesta positiva y no hacen nada”.

La cirugía está autorizada, “en lo que dan vueltas y vueltas es en el alquiler de la sierra eléctrica, que supuestamente, me dijo Matías, el abogado de PAMI, cuesta una fortuna. Pero PAMI tiene que actuar ante estos casos. Trabajo desde los 15 años, toda mi vida aporté y esto no es una pavada. Como ciudadana tengo derecho a que me escuchen y atiendan mi reclamo. No quise llegar a esta situación de recurrir a los medios, pero ya no tengo otra. He golpeado muchas puertas, todas se me han cerrado, los días pasan y pasan y me estoy angustiando mucho”.