21/11/2021SALUD

8 de cada 10 mujeres se sienten insatisfechas con su imagen corporal

La importancia de deconstruir la imagen de belleza perfecta y apuntar a la alimentación saludable y el ejercicio físico para ser personas sanas En la última edición del segmento Salud y Bienestar, el abordaje de la licenciada en Psicología Ana Garippe había estado dado sobre cómo impacta la llegada del verano en la problemática de la “perfección” del cuerpo en adolescentes. Particularmente, resaltando la importancia del cuidado de las palabras, para dar mensajes positivos sobre la diversidad de los cuerpos y que así, todos puedan aprender a quererse.

En ésta oportunidad, vinculó el uso de las redes sociales -basándose en un estudio hecho en época de aislamiento social, relativo al impacto del uso de Instagram- en relación a las imágenes: “Uno entra y observa todo el tiempo imágenes con muy poco texto, y tiene muchas herramientas para mejorar esas imágenes, que se suman a aplicaciones de filtros que mejoran el aspecto de la piel o que achican la cara y la nariz, entre otras cosas”. 

Se trata ese, de un estudio hecho desde la Universidad de Buenos Aires (UBA) con mujeres, “y arroja resultados muy interesantes para poder pensar qué importante es poder dar otros mensajes, desde la familia, que contrarresten el bombardeo de una imagen corporal idealizada y perfecta, que brindan redes sociales como Instagram”.

En esa línea, Garippe brindó cifras concretas vinculadas directamente a lo antedicho: “El 46% de las mujeres que participaron del estudio afirmaron que la perfección de su imagen corporal cambió de manera negativa durante el aislamiento social, lo que se pudo observar relacionado a muchas más horas observando éstas imágenes de cuerpos muy delgados o voluptuosos”.

Agregó la profesional entrevistada que, “tal vez, las adolescentes observan el ideal de delgadez”. En ese punto, extrayendo datos del estudio, profundizó: “Las mujeres tienen mucho peso en el ideal de delgadez. La mujer bella siempre es muy muy delgada y el 68% de las mujeres que participaron del estudio afirmaron que usan aplicaciones o filtros para editar sus fotos antes de publicarlas”. A lo que se suma el hecho de que más de la mitad de las participantes dijeron sentir emociones negativas después de estar un rato largo mirando Instagram: frustración, angustia, ansiedad, enojo, envidia son algunos de esos sentires. 

De ese modo, Ana Garippe destacó que “ocho de cada diez mujeres se sentían insatisfechas con su imagen corporal”. Por lo que destacó cuán importante es “poder comenzar a criticar ésta imagen tan inalcanzable e ideal -que nos queda tan lejos a la mayoría de las personas- y poder transmitir, sobre todo a los adolescentes que están construyendo su identidad, que su cuerpo, así como está, está bien y que es importante mantener una alimentación saludable y la actividad física, pero para mantener un cuerpo saludable, no absolutamente hermoso e ideal”. 

De ese modo, otro dato brindado por la Licenciada en Psicología fue que “durante mucho tiempo se creyó -sobre todo en los años noventa- que la mujer bella era muy muy delgada, con brazos y piernas finitas, con una panza súper chata; pero la realidad es que los últimos estudios arrojan que las mujeres necesitamos trabajar mucho en nuestra musculación porque tendemos a perderla más fácilmente que los varones”.