25/12/2020RELIGION

“Que ese Jesús que nació en Belén vuelva a nacer en nuestros corazones”

Pastor Cristian Sept, de la Iglesia Evangélica Luterana San Pablo

Durante casi dos años estuvo conduciendo la Iglesia Evangélica Luterana San Pablo, con sede en calle Ameghino de Coronel Suárez; ahora, desde hace un mes, aproximadamente, está llevando a cabo las actividades pastorales en una localidad al norte de la provincia de Entre Ríos.

Vía telefónica hablamos sobre su tiempo de estadía en Coronel Suárez, del año vivido por todo el mundo, y nos deja un mensaje para esta Navidad.

Dice que estar en Coronel Suárez fue “muy lindo, uno siempre se lleva experiencias enriquecedoras de todos los lugares”.

“Es este un tiempo complicado, por todo lo que estamos viviendo como sociedad, en el mundo entero. Especialmente en estos tiempos, donde afloran muchas emociones, muchos sentimientos. Obviamente, este es un tiempo de alegría también, de regocijo. Especialmente porque disfrutamos de la venida del niño Jesús, del Salvador. Es lo que Dios prometió, y cuando Dios promete, cumple. Así envió al Salvador. Entonces la alegría es doble, porque no solamente es esperar el nacimiento, sino que ya es un nacimiento real. En esta Navidad poder disfrutar que Dios está con nosotros, está con su pueblo, acompañándonos. Se hizo presente en la tierra para traer luz a toda la humanidad, en Jesús”.

Agrega el Pastor Cristian Sept que “en este tiempo nada mejor que remarcar la presencia de Dios, en todo. Dios estuvo presente y lo sigue estando, acompañándonos”. 

Por eso, en esta Navidad, es maravilloso pode celebrar, “festejar que Él vino a la tierra acercándonos a nosotros, para darnos el perdón, la vida, la salvación, sin mirar nuestras apariencias. Vino de manera plena para abrazarnos, cobijarnos con sus brazos, llenarnos de amor, en una forma diferente: a través del nacimiento de Jesús, acercándose a cada uno de nuestros corazones. Por eso, el motivo de esta Navidad es que Jesús vuelva a ser el centro de nuestra celebración, de nuestra mesa, de nuestra familia, del brindis. Que ese Jesús que nació en Belén vuelva a nacer en nuestros corazones. Para llenarlo de luz, de paz, de amor”.