14/03/2020RELIGION

La Parroquia Nuestra Señora del Carmen informó las disposiciones sanitarias por el Coronavirus.

Se dispuso la ubicación de los fieles en un máximo de 3 por banco, intercalados banco por medio. La Parroquia oficiará misas con un máximo del 40% de su capacidad, es decir 150 personas sentadas. Los mayores de 65 años solo podrán participar de las misas semanales. No se celebrarán misas en las capillas desde el sábado 21. No habrá agua bendita en los accesos, la Comunión se dará únicamente en la mano de los fieles y no se dará el Saludo de la Paz.

En el marco de la emergencia sanitaria dispuestas por las autoridades municipales, provinciales y nacionales en virtud de la pandemia por el Coronavirus (COVID-19), el Cura Párroco dispuso una serie de medidas para el cuidado de los fieles que asistan a las celebraciones religiosas.

En contacto con La Nueva Radio Suárez, informó que “toda persona que se encuentre con un estado de decaimiento, fiebre o tos queda exenta de asistir a las celebraciones”.

“Con respecto a los adultos mayores de más de 65 años quedan exentos de asistir a las celebraciones de las misas dominicales, no obstante, lo podrán hacer en las misas semanales”.

“Si bien la capacidad del Templo es de más de 400 personas sentadas, intentaremos que las celebraciones no sean con más de 150 por lo que en las misas cuidaremos la distancia entre los asistentes, separando a las personas banco por medio y con un máximo de tres personas por banco”.

“Los niños de Catequesis asistirán a misa solamente una vez por mes”.

“La comunión se administrará en la mano, indefectiblemente”.

“No se producirá el Saludo de la Paz”.

“A partir del sábado 21 no se celebrarán las Misas en las Capillas y esos días y horarios de celebraciones se harán en la Parroquia que tiene una capacidad mayor a las Capillas. Dichas celebraciones se efectivizarán con un máximo del 40% de la capacidad del Templo, es decir 150 personas”.

“Se viene una fecha muy especial para nosotros como lo es Semana Santa por lo que tendremos que repetir las celebraciones porque son momentos en que se acercan muchos fieles al Templo”.

“En todos los Templos se ha quitado el agua bendita en los accesos”.