17/03/2020RELIGION

El Obispo dispuso nuevas medidas sanitarias para la celebración de misa y la suspensión de las actividades de los movimientos parroquiales.

Teniendo en cuenta las últimas disposiciones sanitarias, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen informó las nuevas medidas que se implementarán durante los próximos días en la celebración de misas y ceremonias religiosas.

* Las personas mayores de 65 años, embarazadas o con factores de riesgos quedan exentas de asistir a cualquier tipo de celebración litúrgica hasta que pase el riesgo de contraer la enfermedad.

* En consonancia con la suspensión de clases, quedan suspendidas la Catequesis de niños y padres hasta nuevo aviso.

* Hasta nuevo aviso quedan suspendidas todas las reuniones de grupos y movimientos parroquiales, tanto las que se cumplen en los salones de calle Rivadavia como las actividades Guía y Scout.

* Se extremarán medidas para continuar reduciendo el número de asistentes a las misas en el Templo Parroquial desde el próximo fin de semana.

Además, durante el último fin de semana se había dispuesto que la ubicación de los fieles era de un máximo de 3 por banco, intercalados banco por medio; se quitó el agua bendita de los accesos a la Parroquia, la Comunión se otorga únicamente en la mano de los fieles y no se celebra el Saludo de la Paz.

Asimismo, no se oficiarán misas en las capillas desde el sábado 21 hasta nuevo aviso.

Luego de enumerar las nuevas recomendaciones, el Cura Párroco Alejandro Guidobaldi en contacto con La Nueva Radio Suárez explicó que "las medidas anunciadas son producto de una nueva circular de nuestro Obispo".

"Que los fieles se queden tranquilos que el cumplimiento de estas disposiciones no conlleva pecado alguno. En este caso, no asistir a las celebraciones no configura un pecado porque hay riesgo de vida".

Luego reflexionó, "en este tiempo intentemos ser creativos, que nuestros hogares casas de oración, de vivir la cuaresma lo mas interiormente posible rezando en familia".

"No nos despreocupemos y dejemos excluidos a todos nuestros abuelos. Es un tiempo que nos desafía a unirnos más. Debemos valernos de lo malo que viene a través de este virus y sacar cosas buenas para crecer en el matrimonio, con los hijos o entre hermanos".

Por último, el Párroco Alejandro Guidobaldi explicó que en los próximos días se evaluará la programación de las celebraciones en el marco de la Semana Santa, la que seguramente se verá afectada por la emergencia sanitaria y determinará cambios en las habituales celebraciones de esas significativas jornadas para la grey católica.