14/11/2020RELIGION

Comienzan las misas presenciales con varios horarios y todos los días.

La información surgió en las últimas horas del día jueves, cuando a través de las redes sociales se dio a conocer que se había autorizado la vuelta a las misas presenciales en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen.

Al respecto, el Padre Alejandro Guidobaldi, Párroco de Coronel Suárez, dijo que “es una bendición poder celebrar nuevamente las misas, con la gente. Estar con todos los hermanos ahí cerca, celebrar juntos. La verdad que es algo hermoso, que se extrañaba”. 

Lo extrañaba la gente, que ha tenido un buen acompañamiento a través de los medios virtuales, pero también el sacerdote y quienes lo acompañaban en la celebración en solitario. 

“No es lo mismo. Uno sabe que Dios llega a todos, pero cuando uno mira y está el templo vacío, está oscuro porque no se prendían todas las luces, no es lo mismo, causaba cierto dolor. Es como cuando uno habla todos los días con un familiar que está lejos, pero no es lo mismo que verse”. 

En cuanto a los horarios, adelantó el Padre Alejandro que “los días domingos serán a las 9 de la mañana, a las 11 y a las 19 horas. En la semana a las 19 horas, todos los días. Y los sábados a las 9:30 y 19 horas”. 

Varias misas, para que la gente no se aglomere, porque hay que seguir preservando los cuidados y el protocolo por el Covid. 

“Recuerdo que, mientras estemos en pandemia, yendo cualquier día de la semana, es como si fuera domingo”, explicó el sacerdote. 

“Lo importante es acercarse para escuchar la palabra, comulgar. Pero, también, es importante, como parte del amor a Dios, el amar la vida propia y a los demás. Por eso conservemos los marcos en los cuales nos cuidamos todos. El protocolo es como antes que se cortara, hace poco más de un mes. Va a haber gente que los va a recibir cuando ingresen. Les pedimos a todos que esperen para la colocación de alcohol en las manos. Luego se los va a ubicar en bancos, donde permanecen hasta el final de la misa, ya que nosotros pasamos incluso en el momento de la comunión por los bancos, por lo que no hay movilidad dentro del templo, para que no se rompa en ningún momento el distanciamiento”. 

“Por el bien de todos esperamos que esta situación –la de contagio- vaya mermando. Y que nos continuemos cuidando, para ayudar a que todo esto vaya mejorando cada vez más” expresó el Padre Alejandro Guidobaldi.