06/09/2019REGION

Roberto Duval, Delegado Municipal de Pasman.

“Pasman es un pueblo justo, solidario y trabajador”.

En un perfecto discurso el Delegado de la localidad rural de Pasman hizo un repaso por lo concretado en estos años de gestión, y pidió en el final que se multipliquen esfuerzos en pos del crecimiento del pueblo.

“Estamos hoy inaugurando una obra magnífica, como es este complejo polideportivo, tan soñado a través de los años. Realmente es un honor para mí. Cuando hace 50 años venía a esta escuela, hoy, donde estamos parados, en esta masa de cemento, existía una chacharita, cerdos, malezas. Donde una pelota se caía y no podíamos terminar el partido”, dijo en el principio de su alocución.

Agregó el Delegado que “en estos cuatro años nos hemos comprometido con las instituciones, la comunidad, el trabajo permanente de todos los días. Es un orgullo para mí cumplir un ciclo de cuatro años trabajando para mi comunidad y mi pueblo. Estamos inaugurando esto, pero quiero destacar también que se llevaron a cabo muchos trabajos, muchas realizaciones a través del tiempo. El arreglo del paso a nivel de la ruta 85, inauguramos un plan de forestación integral con 625 plantas colocadas, 300 camiones de tosca tirados en las calles, nivelación de veredas. La obra que se hizo en el jardín de infantes con sus dos baños, la biblioteca. El comedor de nuestra escuela, tan esperado para albergar cuarenta y pico de chicos que desayunan, almuerzan y merienda”.

“También podría nombrar la ayuda a las instituciones en estos cuatro años. Y la obra pública que vino a través de 600 metros de cordón cuneta, agua corriente y, por supuesto, el moño, este playón deportivo”.

Entre otros conceptos Duval consideró que “hay que tener continuidad, hay que tener políticas de Estado, el que venga tiene que seguir trabajando. Se termina un ciclo para mí, pero no para mi vida en Pasman. Tenemos que seguir juntos, sumando y multiplicando esfuerzos y voluntades. También tenemos que ser conscientes que como sociedad chica que somos tenemos que terminar con las restas y las divisiones humanas y sociales que tanto daño nos han hecho a través de la historia. Si sumamos y multiplicamos podemos conseguir los objetivos. Ahora, si nos dedicamos a restar o a dividir, el ostracismo nos va a llevar al fracaso”.