27/07/2020REGION

Orgullo regional y local: primer test tecnológico para el Covid-19

Sin descanso y en tiempo récord, profesionales egresados de la UNS que forman parte del equipo de una empresa con asiento en Punta Alta lograron el producto nacional de diagnóstico de coronavirus.

CoronaARdx es el primer test nacional basado en tecnología para el diagnóstico de Covid-19.

Para alcanzar este objetivo, se trabajó sin descanso y en tiempo récord.

Hoy, la producción es de 40 mil test por semana y la intención es duplicarlo, en respuesta a la alta demanda.

Con suma satisfacción, contó a La Nueva. los pormenores del proyecto la doctora en Farmacia y docente de la UNS, Cecilia Arnaboldi, directora técnica de la empresa Cromoión, con asiento en Punta Alta, y lo presentó como un logro regional, sobre todo teniendo en cuenta el orgullo del grupo de profesionales, al mencionar que son todos egresados de la Universidad Nacional del Sur.

Las firmas que llevaron adelante esta propuesta realizan una tarea en red: además de Cromoión, son Argenomics y ZEV Biotech.

Por la sede local, estuvieron involucrados, amén de Arnaboldi, las farmacéuticas Laura Bulla, María Fernanda Boisselier y la bioquímica Jorgelina Franchi, mientras que también se contó con la participación del fundador de ZEV, el bioquímico bahiense Maximiliano Irisarri, también formado en la citada casa de altos estudios y radicado en Buenos Aires.

40 mil por semana

“Con las tres empresas veníamos trabajando desde hace un tiempo y cuando surgió la pandemia decidimos emprender este desafío y desarrollar un test para la detección del SARS-CoV-2 que es el virus del Covid-19, por RT-PCR”.

“El test se considera de referencia y está aprobado por el Ministerio de Salud. Es el que se realiza en todos los laboratorios donde se diagnostica la enfermedad, y que suman a más de 340 en todo el país. Antes se importaba y a partir de ahora nuestro laboratorio es el primer productor nacional y de Latinoamérica de este tipo de tecnología que ya se encuentra en uso”, dijo la directora.

Cromoión es la planta productiva, habilitada por ANMAT, mientras que las otras dos empresas que participaron del proyecto se dedican al diseño y desarrollo.

“En principio, estamos haciendo 40 mil determinaciones por semana. Mientras que la planificación apunta al aumento de la producción a casi el doble, en base a la reciente adquisición de equipos y a la alta demanda”, comentó.

“La empresa fabrica productos médicos para diagnósticos que se comercializan a través de los laboratorios de análisis clínicos. En esta situación en particular también se puede vender al Estado para que lo distribuya en sus propios laboratorios. Es decir, la venta se podría hacer por ambos canales”, explicó.

Egresados de la UNS

El producto fue aprobado por ANMAT y validado por todos los centros de referencia del país, los más importantes y reconocidos.

“La verdad que estamos muy contentos, sobre todo por la calidad que conseguimos”.

“Y también estamos sumamente orgullosos porque los profesionales que trabajan en esta zona somos todos egresados de la UNS. En mi caso, soy puntaltense y hace muchos años estoy radicada en Bahía Blanca, y el resto del personal vive en Punta Alta”.

Comentó que al inicio de la pandemia, estaban trabajando con otros proyectos y productos entre las tres empresas.

“Pero cuando se decidió dar una respuesta a una necesidad concreta, nos pusimos en marcha sin descanso, sábados y domingos, mucha gente. Así, prácticamente redujimos a un tercio el tiempo que demora la aprobación de un producto”.

Cromoión se fundó hace 35 años y “nos dedicamos a proveer a los laboratorios. Nosotros no tenemos venta al público. Por eso la gente, en general, no nos conoce. Los bioquímicos sí saben de nuestro trabajo desde hace años”.

Fuente: La Nueva.