06/09/2021REGION

La rotonda de la ruta 33 en Pigüé estará concluida a fines de septiembre

Solo resta fraguar el hormigón de las últimas losas que se instalaron en el lugar. Junto con obras en la balanza pública, la inversión alcanza los $ 200 millones.

Para fines de este mes estarían concluidos los trabajos y habilitada en su totalidad la rotonda que une las rutas nacional 33 y provincial 67, a la altura de Pigüé, que durante muchos meses ocasionó problemas y quejas a los miles de usuarios que circulan por ese lugar cada día.   Los trabajos, que comenzaron a realizarse en agosto de 2020, suponen -junto con otras tareas que se están ejecutando en las cercanías- una inversión aproximada de 200 millones de pesos, y comprendieron el recambio total de las losas de hormigón de la estructura, además de la incorporación de nueva señalética y pintado de la cinta asfáltica.   El estado de la rotonda había sido la causa de un constante malestar para los conductores y vecinos de la ciudad, ya que en varios sectores era necesario circular por ella a paso de hombre, para evitar la rotura de los vehículos. Incluso, desde el propio municipio y Concejo Deliberante de Saavedra se había emitido un pedido para dar una solución al problema ya que, señalaban, el estado del lugar era entre malo y muy malo.   A partir de estos reclamos, desde la dirección nacional de Vialidad se ejecutó un plan de obras que incluye el recambio total de las placas de hormigón de la rotonda. En un primer momento, el programa preveía tan solo la instalación de un 20% de las losas, pero con el correr del tiempo se fue modificando al 85% para llegar al 100% con el cual serán concluidos los trabajos.   Por el momento, y mientras termine de fraguar el hormigón, en el lugar se dispusieron algunos desvíos para el tránsito, aunque parte de la rotonda ya se encuentra en operación. Paralelamente, se están llevando a cabo las gestiones para, una vez terminada la obra, con la pintura asfáltica, los nuevos guardarrails y la cartelería terminadas, se produzca el recambio de las luces que hay en el lugar, dotándolo de tecnología LED.   “La confección de las nuevas losas está concluida -aseguró a “La Nueva.” el titular del distrito 19 de Vialidad Nacional, Gustavo Trankels-. Ahora estamos esperando los tiempos aconsejables de curado para poder poderla habilitar al 100%. Mientras tanto, estamos haciendo otras tareas en el sector, algunas de las cuales incluyen la repavimentación de tramos de ruta adyacentes”.   El funcionario destacó que los trabajos se enmarcan en un proyecto integral de mejora de la traza desde Bahía Blanca.   “Entre ellos, teníamos el tema puntual de la rotonda de Pigüé, que estaba muy deteriorada, con varias losas rajadas y algunas que se habían desplazado de lugar. Se había proyectado una primera intervención, que comprendía solo la reparación de un 20% de esa estructura. Entonces, hicimos un estudio técnico y se propuso una mejora en el proyecto, elevando la intervención a un 100% de las losas”, señaló.   La ejecución de la obra implicó la demolición y remoción de las losas originales de la rotonda y la reconstrucción desde cero de las que se encontraban en la base y en la superficie, con un nuevo diseño.   “Esto nos asegura que la rotonda y ese tramo de la ruta queden en condiciones de transitabilidad por muchos años. Con esto pudimos resolver un viejo reclamo de la gente de Pigüé y de quienes pasan por ese sector”, manifestó.   “Hay algunas partes que ya se encuentran habilitadas y otras por las que tendremos que esperar un poco más, que por el momento cuentan con desvíos y señalización provisoria. Faltan días para que se pueda materializar en su totalidad”, explicó.  A pocos metros de ahí, del otro lado del puente del principal ingreso de la ciudad, metros antes del parque municipal Fortunato Chiappara, se están haciendo modificaciones en el sector de la balanza pública para vehículos de gran porte, donde se ejecuta un recambio de luminarias y la modificación de la traza de ingreso.   “En ese lugar tenemos un control de pesos y dimensiones, que opera las 24 horas y que en estos momentos no está en funcionamiento porque estamos haciendo estas reformas. Allí se está haciendo una dársena de aproximación para mejorar el servicio que se presta en ese lugar, además de las condiciones de seguridad tanto de los camiones que se desvían por allí como de los operarios viales que trabajan allí junto con la policía de la Provincia -sostuvo-. En total, entre la rotonda y la balanza hemos invertido unos 200 millones de pesos”.   Por otro lado, destacó que en el tramo que comunica Pigüé con la localidad de Espartillar, a través de la ruta 33, se está ejecutando un ensanche de la calzada y la construcción de banquinas de asfalto, para dar una mayor vial al sector.   “Es decir, estamos llevando la antigua ruta de 6,5 metros a 7,3 de ancho, a lo que sumamos banquinas pavimentadas a cada lado, lo que termina dando un margen de seguridad mucho mayor”, dijo.   Esta obra, continuó, estaría concluida en los primeros meses de 2022, siempre que se cuente con el acompañamiento del clima.   “Hoy tenemos distintos frentes de trabajo en simultáneos, y la fecha de culminación va variando porque estamos realizando distintas tareas. Por ejemplo, creemos que la obra entre Pigüé y Espartillar estaría terminada en los primeros meses del año que viene”, comentó.

La autopista, en 2023

Trankels señaló las obras en la autopista en la ruta 33, entre Bahía Blanca y el distrito de Tornquist tienen cerca de un 35% de avance y que se espera que estén finalizadas para mediados de 2023.   “Se trata de una obra de otra envergadura, que va a demandar un plazo de obra de unos dos años de aquí para adelante. Cuando llegamos en 2019, la obra tenía los plazos vencidos: tendría que haberse inaugurado en febrero de este año, pero en ese momento recién estábamos con un magro 14% de los trabajos completados”, aseguró.   El titular del distrito 19 de Vialidad Nacional destacó el trabajo que se viene haciendo desde el equipo de la repartición y también por parte de las empresas a cargo, que permitió darle un ritmo superior a las tareas.   “Nuestra idea es generar varios frentes de trabajo simultáneos para que los tiempos se acorten, siempre en la medida en que el clima nos acompañe y que estén los insumos para continuar con los trabajos porque, lamentablemente, la pandemia causó retrasos en la provisión de suministros. Nuestra idea es acortar los plazos de obra de acá hacia los meses que vengan”, concluyó Trankels.

Un reclamo que lleva varios años

La rotonda de la ruta 33, a la altura de Pigüé, que comunica esta ciudad con Guaminí, Coronel Suárez y Puan, hacía ya varios años que presentaba serias deficiencias en el asfalto, que se fueron agravando con el paso de camiones y las lluvias.  El reclamo por el deterioro de la calzada se hizo durante varios años. Incluso, en 2012 se había preparado un proyecto de reparación, que incluía una intervención del 35%, pero nunca llegó a realizarse.

Fuente La Nueva