09/09/2019REGION

Hallaron 2 esqueletos en Tornquist y se investiga si son de una mujer y su hijo desaparecidos hace 10 años

Los restos óseos corresponderían a una mujer de aproximadamente 35 años y a un varón menor de edad.

La tranquilidad de un domingo en familia en la ciudad de Tornquist se vio alterada por la noticia que daba cuenta de la aparición de huesos humanos en una vivienda ubicada en Intendente Ruppel 593, y Ameghino.

Ese domicilio fué la casa de un conocido vecino de Tornquist, Antonio Enrique “Tigre” Santellan, jubilado de la Cooperativa Eléctrica y colaborador permanente en festivales de instituciones a las que apoyaba con su canto y su guitarra.

Santellán falleció el 31 de Diciembre de 2017 a los 77 años, cuando un amigo encontró su cuerpo tirado a la salida de su vivienda.

Luego de su deceso nunca pudieron dar con su hija Edith Santellán que en la actualidad tendría 43 años y el hijo de ella que se presume habría nacido en 2010.

La vivienda, actualmente estaba ocupada por un vecino de Tornquist, Andrés Dietz a quien le habrían prestado el inmueble para que lo habitara y manteniera. La llave del inmueble quedó en poder y en custodia de una familia cercana a Santellán, hasta tanto aparecieran sus herederos.

Este sábado por la tarde, Dietz se disponía a realizar una revisión a un piso de un garage o galpón contiguo para poder construir un contrapiso, cuando se hundió unos centímetros y al intentar excavar para saber que había ocurrido, aparecieron huesos.

Rápidamente el joven se comunicó con la Policía de Tornquist, para dar aviso. De inmediato las autoridades montaron un operativo, preservaron el lugar y lo cerraron a la espera del personal de Policía Científica de Bahía Blanca que arribó el domingo por la mañana.

Según fuentes confiables, cuando se revisó la escena, se pudieron extraer varios huesos que fueron confirmados como humanos. Los restos de la que se presume es una mujer y un niño pequeño fueron hallados en posición cúbito dorsal uno al lado del otro, también en la escena se secuestraron algunas prendas.

En principio se tejieron diferentes hipótesis y todo es muy reciente. Recién ahora con los elementos de prueba, todo el material recogido se envía a la ciudad de La Plata, para evaluar y cotejar el ADN y determinar si son familiares.

Los éxamenes, según explicaban, pueden tardar mucho tiempo. Cuando se tenga esa información se solicitará a paso siguiente la exumación del cadáver de Enrique Santellán, para extraer muestras y realizar una prueba de ADN que determinará si tienen relación familiar o no.

Los investigadores estiman que lo que se presume son restos de un niño al momento de morir tendría 2 o 3 años y puede situarse la escena entre 2012 y 2013, aunque para esto se deberán determinar muchas cuestiones que serán materia de investigación.

Intervino la Delegación de Policía Científica de Bahía Blanca junto a la Médico de Policía de Tornquist y la Ayudantía Fiscal de Tornquist, quien imparte directivas en relación a la investigación en curso.

Fuente: Noticias Tornquist, La Nueva y La Brújula.