27/07/2020REGION

Como se Pide. Por Néstor González de Huanguelén.

Esta semana viví una experiencia de la cual ninguna persona está exenta en estos tiempos, debido a un estado febril el cuál tuve durante algunos días e informando desde el inicio al N° de tel del Hospital local, siguiendo el protocolo ante esto síntomas el profesional interviniente decide realizarme el hisopado correspondiente a fin de descartar o no algunos virus entre ellos el Covid 19.

El procedimiento antes mencionado significa el estado de aislamiento total (no contacto entre personas paciente y familia) y la toma de la muestras que en mi caso personal considero que es más sencilla que otros tipos de estudios a los que podemos someternos.

Desde el ingreso al área de aislamiento y más precisamente a la habitación el único contacto que uno tiene es con el personal de enfermería que ingresa algunas veces al día para lo cual debe utilizar una indumentaria especial para cada uno de los ingresos y luego desecharla, de ser necesario uno se comunica por whatsapp o timbre con ellos.

Les comento que el personal de enfermería, limpieza y cocina (que no tuve el gusto de conocer) que cubrieron los turnos durante mi estadía se encuentran altamente capacitados, brindándome su apoyo y colaboración en todo momento.

El cerebro en esos días hasta recibir el resultado funciona a una velocidad indescriptible entrando en un estado de ansiedad profunda presentando en algunos momentos hasta un cierto grado de culpabilidad si resultaba positivo por haberlo podido transmitir a mi esposa e hijo (los cuales quedaron aislados), compañeros de trabajo y demás personas que uno podrá haber tenido contacto, autocuestionandome si hubo fallas en el cumplimento de los protocolos los cuales cumplo desde el día 1 al pie de la letra y además de opiniones que puedan surgir estigmatizando a personas de casos sospechosos o positivos. En el periodo de espera del resultado se produce un alto nivel de estrés entre todos los integrantes de la familia, amigos, compañeros de trabajo.

Ante el escenario descripto anteriormente y durante el tiempo transcurrido desde la toma de muestras hasta la recepción del RESULTADO los minutos, horas y días son interminables los cuales fueron superados por la EXCELENCIA en la atención, empatía, actitud, amabilidad y entrega de cada una de las personas con las que tuve contacto a los cuales conocí en ese momento ya que por mi actividad laboral voy recorriendo junto a mi familia distintas localidades. Además destaco el muy buen estado de la habitación, equipamiento y demás elementos que se encuentran a nuestra disposición.

En esta oportunidad mi resultado fue NEGATIVO con lo cual la presión psicológica producida por la situación desaparece y rápidamente se vuelve a la normalidad personal y familiar.

Las personas (deseo que nadie), que puedan vivir una experiencia similar a la que yo viví deben estar totalmente tranquilas que estarán contenidas por otras (que pueden ser sus vecinas/os) que se han preparado para trabajar en el área de salud y serán atendidos MARAVILLOSAMENTE bien.

Todo lo expuesto me sirvió para continuar con la total convicción de la aplicación de los protocolos en especial, en éstos que son los momentos más difíciles y donde se encuentra totalmente comprobada la velocidad del contagio, NO PERMITAN RELAJARSE.

Mi humilde y reiterativo  mensaje es:

      1- USA TAPABOCAS.

      2- MANTENE LIMPIAS TUS MANOS

      3- MANTENE EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL

Lo que piden que hagamos no están difícil solamente: "TOMEMOS CONCIENCIA", el cuidado depende exclusivamente de cada uno.

Agradezco infinitamente y por supuesto nunca olvidaré al HOSPITAL DE HUANGUELEN y todos y cada una de las personas que se comunicaron con nosotros.

Néstor González

DNI 18007303