24/05/2022PRODUCCION

Vandalismo: “No hay otra calificación para este tipo de hechos que se han producido en nuestra ciudad y en algunas otras zonas productivas”

Lo dijo Néstor Hirigoity, productor agropecuario y contratista rural, a quien el jueves último, entre la tarde y la noche, manos anónimas le provocaron la destrucción de dos silobolsas que contenían unos 300.000 kilos de trigo. Los dos tubos de cereal fueron cortados a todo lo largo, en un daño irreparable.

Recordó que hechos similares se han producido en otros lugares de la provincia de Buenos Aires, sur de Córdoba y sur de Santa Fe. Él mismo fue víctima de un hecho similar en otro campo, cercano a la Ruta 85, en septiembre del año pasado. 

“El productor ha tomado como modalidad guardar los cereales en bolsones y en estas oportunidades han sido rotos por gente que se dedica a esto, o los han mandado, o chicos, o no sabes quiénes pueden ser los que producen estos actos” dijo Hirigoity en entrevista con La Nueva Radio Suárez. 

En el hecho de vandalismo del año pasado también se trató de la rotura de dos silobolsas, “con el agravante que en aquella oportunidad fue una semana de muchas lluvias, por lo que se complicó mucho más la recolección del cereal de estos dos bolsones”. 

En cambio, con el suceso del jueves, “fue mucho más sencillo” expresó Néstor Hirigoity. “Lo juntamos al día posterior al hecho. Lo cargamos en forma conjunta con el dueño del campo y lo mandamos al cerealista”. 

Por supuesto que este hecho de daño inexplicable “obliga a trabajar a destiempo, en el momento que pasó el hecho. Pero no afecta a mi día a día de trabajo. Lo que molesta es pensar que hay gente que todavía pueda seguir haciendo estas cosas. Involucra a toda la gente que trabaja conmigo, y a toda la comunidad en general. Sabemos que tenemos inadaptados que hacen estas cosas. Y otros productores, igual que yo, están pendientes que les pueda pasar”. 

Consultado si espera tener resolución favorable de la investigación policial, Néstor Hirigoity dijo que “lo de septiembre creo que ya pasó al olvido, porque no me llamaron nunca más. Sobre este hecho del jueves, se iban a ver las cámaras. Yo como propietario del cereal hice las dos denuncias correspondientes. El curso de lo que sigue en la investigación veremos si arroja algún resultado”.