03/07/2021PRODUCCION

Producción apícola: “Es una economía regional súper importante que amerita que se la tome más en serio y se la fomente”

La encargada de comercialización de exportación de miel de Newsan S.A., Pilar Raffo, profundizó en cuál es el escenario de producción apícola en esta temporada invernal. Vale destacar que la empresa representante exclusiva en Coronel Suárez es Alfa Ingeniería.

La entrevistada comenzó refiriendo, sobre la miel, que, “en Argentina, si bien somos uno de los principales países productores, no la tenemos tan incorporada en nuestra dieta”. De todos modos, aclaró que no hay datos fehacientes de consumo interno “porque mucho de ese consumo se da a través de venta de productos regionales o informales”. 

Explicó que, en consecuencia, es muy difícil definir cuánta miel se consume realmente en el país. “Es, por lo pronto, mucho mayor de lo que se informa habitualmente” dijo y apuntó que se suele estimar la producción anual y determinar las exportaciones, mientras que “la diferencia la asigna el consumo interno”. 

Hizo hincapié, en esa línea, que hay mucho que se comercializa sin estar informado.

Además, contó que “Argentina llegó a exportar un volumen de hasta 105 mil toneladas” cerca del 2005. 

Contó que “las cosechas eran en torno a las ochenta mil toneladas” y explicó que “tiende a la baja por la sojización en el país y la pérdida de recursos florales para la producción apícola, entre otras causas”. Agregó que, actualmente, se habla de una producción anual de alrededor de setenta mil toneladas. 

Consultada por qué si la producción es tan importante, el área apícola, en nuestro país, no se ve como algo tan grande, Raffo opinó: “Está más bien asociado al volumen de exportación en cuanto a monto en dólares, que lo hace parecer una producción menor. Pero es una producción que le da de comer a muchísimas familias en Argentina. Es una economía regional súper importante que amerita que se la tome más en serio y se la fomente. Es una producción bellísima la apicultura”. 

Por otro lado, en relación a la producción en temporada invernal, Raffo apuntó que “va muy de la mano del período de la cosecha que, en Argentina, empiezan, en volumen, a partir de diciembre en las zonas del norte. Llegan a un pico en febrero, que es la zona de la provincia de Buenos Aires, y tienden a decrecer hasta abril, que es cuando uno tiene la cosecha de eucalipto en Entre Ríos”. 

Al respecto, explicó que “las exportaciones van de la mano de esas cosechas, corridas un par de meses. Los picos de exportación se dan en marzo, abril y mayo, y luego empiezan a decrecer porque entran las cosechas a partir de junio, julio”.