28/02/2019PRODUCCION

Afectación por helada en los cultivos, que aún no está medida.

Igual las perspectivas de una buena cosecha gruesa. Pero la cuenta final la tiene el mercado, que establece los precios.

En esta semana se produjo una leve helada. Para conocer la afectación en los cultivos entrevista al Ing. Juan Ignacio Loos, de la Cooperativa San Martín.

“Estamos evaluando, mirando, saliendo a ver lotes, a ver qué es lo que pasó. Siempre la helada es de copiar el terreno. En las partes más bajas las temperaturas son inferiores, y en las partes más altas no hace tanto frío. Seguramente que esa diferencia la vamos a estar viendo, y seguro que en las partes más bajas la afectación es mayor”, dijo en respuesta a La Nueva Radio Suárez.

Consideró importante destacar que “no solamente es la intensidad de la helada –es decir, la temperatura mínima a la que llegó-, sino también tan importante como eso es la duración de la helada. No es lo mismo que la temperatura cercana a 0 grado o inferior a 0 grado haya sido de corta duración, a que haya comenzado a helar a las 3 de la mañana y haya helado hasta las 7, por dar un ejemplo. Son todas cosas que las vamos a estar viendo de acá en más”.

Explicó que, en lo revisado hasta ahora, “se nota la afectación en las partes más bajas. Por ahora se está viendo en hoja, en cultivos de soja. Y también algo en maíces. Como en el caso de los sorgos, granífero como forrajero. Preocupa un poco y lo vamos a estar viendo de acá en más”.

Lo que se observó hasta ahora es afectación en la hoja, más adelante se verán si hizo daño en grano y chauchas.

“Siempre decimos que el frío no es bueno en cultivos de verano. Iremos evaluando de ahora en más, cuando se empiecen a notar las diferencias topográficas”.

Independientemente de esta helada en pleno febrero, califica a este como “un año raro. En general, si uno hace un pantallazo general, se puede decir que veníamos bien. No diez puntos, porque tuvimos alguna falta de agua en febrero, fueron lluvias erráticas –en algún momento hacia el lado de las sierras, luego se invirtió hacia el norte del distrito-, pero en general los cultivos venían bien, a pesar del estrés por falta de agua, lo que se trasunta en el potencial de crecimiento. Pero no es comparable a lo que sucedió el año pasado, que, a esta altura, era un desastre, con resultados de cosecha muy mala el período anterior. Este año viene distinto, veníamos bien. Y si no pasa nada raro, y esta afectación no es importante, venimos bien. Igual, son incógnitas que las vamos a estar develando en los próximos días”.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario y la Bolsa de Cereales de Córdoba indica que, para mitad de este año, hay una reactivación del campo. Consultado el Ing. Loos si este pronóstico es compatible también para la zona de Coronel Suárez, responde que sí.

“Haciendo un pantallazo general, la fina terminó siendo buena o muy buena, a pesar que hubo un grado de afectación por helada tardía. En general, el balance fue positivo. En cuanto a la gruesa, hasta este evento inesperado de baja temperatura en estos días, que veremos cómo termina impactando, la realidad es que hay un área importante sembrada de maíz, los precios de maíz son buenos. Eso está apuntando que la cosecha de maíz va a ser muy buena. En soja también ha habido una importante cantidad de hectáreas sembradas a nivel país, y las perspectivas de cosecha son muy buenas también”.

El profesional resaltó que “de manera que desde el punto de vista productivo –una cosa es desde el punto de vista productivo y otra es cómo termina cerrando el ciclo desde lo económico- veníamos muy bien. Los valores en trigo han venido bajando, en la cebada también. El maíz está ahí. La soja se ha pinchado. El girasol también está pinchado. Veremos qué es lo que pasa con el mercado, qué es el que termina marcando el éxito o el resultado final de un ciclo productivo, que si tenemos los kilos y los logramos vender bien es positivo, y si tenemos los kilos, y los precios bajan, el resultado no es tan bueno”.