11/08/2022POLITICA

Todos contra Carrió: dirigentes salieron al cruce de sus dichos y estalló la interna en la oposición

La interna opositora llegó a su punto más caliente luego que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, acusara a referentes de Juntos por el Cambio de hacer negocios con el massismo, y varios dirigentes de ese espacio salieron a cruzarla, mientras que ella redobló la apuesta.

“Me callé muchas veces en pos de la unidad”, dijo tras los duros cuestionamientos por sus declaraciones. “Ellos saben que lo que digo es la verdad”, amplió Carrió en declaraciones a Radio Mitre. “Si quieren que mienta, me retiro de la política”, señaló.

Fue luego de que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich saliera al cruce al sostener que entrega “un espectáculo degradante”, mientras que el el jefe de Gobierno porteño señaló en una extensa carta titulada “Este no es el camino” que “el límite son los agravios”.

Todo comenzó cuando Carrió apuntó contra varios miembros de Juntos por el Cambio por “hacer negocios” y tener “sociedad con el massismo”, como el caso del diputado nacional y aspirante a gobernador Cristian Ritondo. “En el Gobierno de María Eugenia Vidal, la amistad y eventuales negocios entre Ritondo y Massa eran absolutos. Lo que vi en la Cámara, Massa con Monzó, que son íntimos amigos, jugando directamente con el massismo y ahora también es escandaloso”, lanzó “Lilita”.

“Lo de Frigerio con Massa, apoyando a todos los candidatos massistas en las provincias y denigrando a los candidatos de JxC en las elecciones presidenciales de 2019 lo vi yo y se lo dije a Macri”, arremetió en TN. Y continuó: “El candidato de Frigerio en Salta era Sáenz, massista. El vicegobernador de Gerardo Morales, también de Massa. La fundación INECO, donde está Manes, tenía como patrocinio a Banco Macro, que es los negocios de Salta, Corrientes, Misiones, Chaco”.

Después de una primera tanda de declaraciones, Carrió ratificó su postura en otra entrevista en el canal LN+. Allí afirmó que “la caja de Aysa antes era de Frigerio”, que “Monzó tenía negocios con Massa” y que Gustavo Ferrari, exministro de Justicia bonaerense, era “muy massista y de negocios con el massismo”. Y si bien rescató la figura de Mauricio Macri, lanzó: “Estaba como atragantada de no poder decir algunas cosas en el nombre de la unidad”.

Frente a este panorama, Bullrich rompió el silencio y le salió al cruce con un fuerte hilo en su cuenta oficial de Twitter: “Como presidenta del PRO no puedo ver con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas. Y esto sin mirar la propia y la de sus aliados. Basta, Carrió”.

“Se tiene que terminar la impunidad de la palabra. Degradar a Gerardo Morales, presidente de la UCR y gobernador de Jujuy; a Cristian Ritondo, presidente del Bloque PRO de la Cámara de Diputados; a Emilio Monzó, diputado nacional por JxC; a Rogelio Frigerio, diputado nacional por el PRO y candidato de JxC en Entre Ríos; a Gerardo Milman, vicepresidente del Bloque PRO en la Cámara de Diputados, y a Facundo Manes, diputado nacional por la UCR, para defender posiciones de poder de su fuerza, no es aceptable”, completó.

Aunque aclaró que no siempre coincide con ellos “en sus posiciones”, advirtió: “No aceptaré el insulto a nuestros dirigentes, ni a otros que conforman nuestra coalición. No vale todo. No vale eso de que ‘porque es Carrió nadie la enfrenta’”.

“Como presidenta del PRO digo basta y no me callo. La unidad es la herramienta más potente contra el kirchnerismo. Quien atente contra ella pone en riesgo la construcción del cambio que sueñan millones de argentinos”, cerró.

Asimismo, Rodríguez Larreta también tomó distancia de Carrió. “Hace muchos años que desde la UCR, la CC y el PRO, y ahora desde JxC, venimos trabajando juntos por la República y por el desarrollo de nuestra querida Argentina. Argentina que hoy nos duele -dijo en Twitter-. Tengo un profundo respeto por Lilita, una de las fundadoras del espacio junto a Mauricio, pero no estoy de acuerdo con sus declaraciones de estos días sobre distintos miembros de Juntos por el Cambio. Este no es el camino. Es muy saludable que haya discusiones internas, pero el límite son los agravios. Tenemos instancias establecidas como la Mesa Nacional (de JxC), mecanismos que debemos seguir fortaleciendo e institucionalizando”.

En el transcurso de esta mañana se sumaron, además de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de la UCR, Gerardo Morales; y otros mencionados por Carrió en sus acusaciones: los diputados de JxC Rogelio Frigerio y Emilio Monzó. “No vale todo, @elisacarrio. Es de una gran irresponsabilidad tu actitud insultante hacia mí como gobernador. Si hay alguien al que le tocó enfrentar a la mafia y que no negocia impunidad soy yo”, dijo Morales.

Por su parte, Frigerio sostuvo: “Siempre voy a trabajar para consolidar la unidad de Juntos por el Cambio. Quienes atenten contra este objetivo son funcionales al kirchnerismo. Cualquier denuncia se debe presentar en la justicia con pruebas y no en shows televisivos que siguen alejando a la política de la sociedad”. Monzó también se sumó desde Twitter: “Comparto cada palabra, @PatoBullrich. Trabajé para formar Cambiemos y seguiré trabajando para que Juntos por el Cambio sea una alternativa para quienes desean una Argentina de trabajo y progreso”.

Luego de la réplica de Bullrich, quien salió a respaldar a Carrió fue el jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, quien se dirigió a la jefa del PRO: “Patricia, no te reconozco. Carrió sólo quiere evitar cualquier promiscuidad panperonista y consolidar el @juntoscambioar que quiere la mayoría y supongo querés vos. Si no vas a dar esa discusión, bien. La daremos igual cómo otras veces desde 2015, sin ‘bastas’ ni indicaciones”.

Poco después, en un comunicado, la Coalición Cívica sostuvo que “Juntos por el Cambio puede pedirle a Elisa “Lilita” Carrió que se retire definitivamente de la política, y tal vez es lo que quiere; si eso sucede, lo hará, pero no puede pedirle que le mienta a la sociedad”.

Y añadió: “Consideramos que esto no afecta a la unidad, sino que contribuye a un Juntos por el Cambio mejor, más sincero y plural, como siempre fue y debe seguir siendo. La unidad no debe confundirse con unanimidad o uniformidad. En pos de la unidad Carrió calló muchas cosas, con dolor se agotó de decir en privado lo que dice en público”.

El Comité Nacional de la UCR repudió “las descalificaciones de Elisa Carrió que afectan el honor de dirigentes de Juntos por el Cambio, cuando lo esperable es trabajar para la unidad de nuestro espacio político como alternativa para el país” y consideró que “el adversario está en el Frente de Todos, que destruye las esperanzas del pueblo argentino”. “Es una irresponsabilidad hacer denuncias falaces. Desde la Mesa del Comité Nacional respaldamos la conducta y la gestión del presidente de nuestro partido y gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales”, señaló el radicalismo.

El diputado nacional Diego Santilli, referente del PRO cercano a Carrió, publicó lo siguiente: “Tengo una amistad con @cristianritondo, @frigeriorogelio y @monzoemilio. Conozco y valoro también a @GerardoMorales y @ManesF. Podemos tener diferencias, pero debemos ser responsables y sostener la unidad de @juntoscambioar para derrotar en las urnas al kirchnerismo”.