16/11/2021POLITICA

Sexta Sección Electoral análisis: la "marea amarilla" de Juntos que apenas tres intendentes peronistas pudieron resistir

Los candidatos de la coalición Pro-UCR-CC se alzaron con la victoria en 19 de los 22 distritos de la Sexta Sección Electoral. Hubo palizas tanto en distritos que gobierna Juntos como en aquellos en que es oposición, pero tres jefes comunales pudieron salir airosos de una jornada difícil para el peronismo.

Juan Ignacio Schwerdt / [email protected]

 

La Nueva

Como en las PASO de septiembre, volvió a ser una paliza. El frente Juntos se quedó ayer con la victoria en la enorme mayoría de los distritos de la Sexta Sección Electoral, renovó las 6 bancas que ponía en juego en la Cámara de Diputados bonaerense y aportó más de 215 mil votos al ajustado triunfo de Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires.

En las primarias las listas locales de la coalición Pro-UCR-Coalición Cívica habían ganado en 21 de los 22 partidos de la región. En esta oportunidad quedaron primeras en 19 distritos, lo que aún así permite calificar a esta victoria, sin ninguna duda, como aplastante. Juntos, en definitiva, no sólo se quedó con el triunfo en los 10 municipios en que gobierna un intendente de ese signo político, sino también en los 4 que hoy están en manos de vecinalistas y en 5 de los 8 administrados por un jefe comunal del Frente de Todos.

Entre las victorias obtenidas hay varias para destacar. La más relevante, por caudal de votos y gravitación, es la que obtuvo en Bahía Blanca. Aquí la lista encabezada por Adrián "Chopper" Jouglard y Fabiola Buosi obtuvo nada menos que el 46,4% de los votos, dejando a los candidatos del FdT con menos de la mitad.

En Coronel Rosales la diferencia fue aún mayor. Allí el candidato de Juntos, Nicolás Santiago Aramayo, se alzó con nada menos que el 47,6% de las adhesiones, contra un pobre 17,1% del Frente de Todos, liderado por Rodrigo Sartori, y un peor aún 16% del vecinalismo, conducido por Lisandro Delle Donne.

Otras victorias sumamente holgadas para Juntos se dieron en Puan, donde la lista de Franco Intelisano se alzó con el 63,9% de los votos; en Adolfo Alsina, donde Omar "Fano" López se quedó con el 61,4% de los sufragios; y en Coronel Pringles, donde el candidato oficialista Luis Alberto González Estevarena se alzó con el 57,7% de las adhesiones, dejando segundo al FIT-Unidad -que hizo una elección histórica de la mano de Daniel Heredia- y tercero al Frente de Todos.

Claro, todas estas victorias tuvieron lugar en distritos que gobierna Juntos. ¿Qué pasó en aquellos donde el intendente es peronista o vecinalista? Pues bien, allí también hubo varios triunfos realmente contundentes.

Acaso el más resonante haya sido el que tuvo lugar en Coronel Suárez. Allí la candidata María Lourdes Fernández obtuvo el 48,3% de los votos, dejando muy atrás a la lista del FdT liderada por Flavio Luis Diez, que apenas sacó el 29,4%. En Suárez es un secreto a voces que la relación entre el intendente Ricardo Moccero y Diez no es para nada buena, lo que igualmente no alcanza para justificar que el Frente de Todos haya perdido por casi 20 puntos porcentuales.

Como Moccero, otro intendente peronista que sufrió una dura derrota en la vispera fue José Nobre Ferreira. El guaminense llevaba como primera candidata a su prima, María Silvina Nobre Ferreira, quien obtuvo el 40,6% de los votos, contra el 59,4% del candidato de Juntos, José Fernando Pompermayer.

Entre los vecinalistas el que peor la pasó fue el intendente Miguel Nosetti, de Salliqueló. Su candidata, Laura Alicia Martinengo, quedó tercera con apenas el 14,8% de los votos, mientras que Alejandro Albín, de Juntos, se alzó con el 51,9%. La suerte también fue muy esquiva para la lista del intendente de Tornquist, Sergio Bordoni, que lideraba Bruno Zacconi: quedó en tercer lugar, con apenas el 22,7% de los sufragios, mientras que la nómina ganadora -de Juntos, liderada por Luis Eduardo Castro- obtenía el 50%.

El vecinalismo también quedó tercero en Tres Arroyos, aunque por un margen menor. Allí Juntos se quedó el 38,2% de los votos, lo que le permitió ganar los comicios, dejando al FdT con el 29,2% y al Movimiento Vecinal del intendente Carlos Sánchez con apenas el 23,3% de los sufragios.

Carlos Bevilacqua, de Villarino, fue el único intendente del vecinalismo que logró salir medianamente bien de la contienda electoral de ayer. Su lista, encabezada por Martín Ravanesi, quedó en segundo lugar, aunque cosechó casi el doble de votos que en las primarias de septiembre. En total, fueron más de 5.200 votos, lo que no le alcanzó para vencer a la nómina de Juntos liderada por la radical Carolina Aldunate, que cosechó más de 7.400 adhesiones.

Los que resistieron

¿Quiénes fueron los intendentes que ayer pudieron resistir el embate de la "marea amarilla" en la Sexta Sección? Apenas tres justicialistas: Alejando Dichiara en Monte Hermoso -que a esta altura ya es la capital seccional del peronismo-; Pablo Torres, de Laprida; y Alejandro Acerbo, de Daireaux. Sin embargo, no todos tuvieron una tarea sencilla.

De hecho, el intendente montehermoseño -quien en diciembre asumirá como diputado provincial- fue el único que en la víspera tuvo una jornada tranquila, al menos en el plano local. Su candidato, Diego Alejandro Ramil, barrió al de Juntos, José Luis Sánchez, y se quedó con el 61,4% de los votos.

En Daireaux la victoria de Adriana Juárez -candidata de Acerbo- fue por apenas 171 votos. El resultado final fue 5.144 votos para el FdT y 4.973 para Juntos. Como no podía ser de otra forma, hubo ruidosos festejos en las calles.

En Laprida la victoria fue aún más ajustada: Cristian Sampayo Álvarez, quien encabezó la lista del intendente Torres, se quedó con 3.410 votos (47%), contra 3.399 (46,9%) de Mariana Paula Pirozzolo, de Juntos. La diferencia fue de apenas 11 sufragios.

Para el final queda por mencionar el muy buen papel que tuvieron las denominadas "terceras fuerzas" en algunos distritos.

Las performances más resonantes fueron dos: la de Avanza Libertad en Bahía Blanca, lo que le permitirá tener dos ediles en el Concejo Deliberante desde diciembre, y la del Frente de Izquierda y los Trabajadores, que también irrumpirá con dos referentes en el CD de Coronel Pringles.

También fue muy importante el segundo lugar que Todos por Saavedra obtuvo en ese distrito. Conducido por Matías Nebot, ese espacio vecinalista se alzó con el 30,9% de los votos, quedando por debajo de Juntos (46,6%) pero también muy por encima del Frente de Todos (19,2%).