14/09/2022POLITICA

Morales cruzó fuerte a Macri y se recalienta la interna en Juntos por el Cambio

El expresidente publicó un tuit en el que apoyó la realización de las elecciones primarias y el jujeño no tardó en responder: "Tendría que decirle a sus dirigentes que dejen de entorpecer y denostar al radicalismo".

La posibilidad de que se suspendan las PASO en Chubut reavivó la interna entre la UCR y el PRO. El cruce lo inició este lunes el expresidente Mauricio Macri, quien aseguró en Twitter que en la provincia del sur “hay sectores (en referencia al radicalismo) que quieren modificar las reglas electorales a meses de votar y derogar las PASO” porque “les molesta la participación ciudadana”. Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y titular de la UCR, le contestó con un pedido y una incómoda comparación: le dijo que antes de opinar “se meta un poco en la vida interna de Chubut” y puso como ejemplo a Patricia Bullrich, a quien elogió por ser “más sensata” en la interna patagónica.

Los chispazos entre el PRO y la UCR los inició Macri, al igual que ocurrió en junio, cuando el exmandatario dijo en un foro de ultraderecha en Brasil que uno de los creadores del populismo en Argentina fue Hipólito Yrigoyen, prócer de la Unión Cívica Radical, opinión que hizo estallar la bronca de los radicales, especialmente de Morales.

En esta oportunidad, el comentario disparador de la interna fue expresado por Twitter.  “En Chubut hay sectores que quieren modificar las reglas electorales a meses de votar y derogar las PASO. Les molesta la participación ciudadana, promueven atajos. No se puede ser cómplice de este retroceso, menos quienes desde JxC decidimos defender la democracia y participación”, escribió Macri este lunes.

La respuesta de Morales no tardó en llegar. “Mauricio Macri, como jefe del PRO, tendría que decirle a sus dirigentes que dejen de entorpecer y denostar al radicalismo en Chubut. Así que sería un buen aporte que Macri, lejos de emitir tuits, se meta un poco en la vida interna de Chubut y ordene un poquito a su gente, que es bastante violenta para con el radicalismo”, reflexionó este martes el mandatario jujeño en radio La Red, en referencia a algunos dirigentes del macrismo que acusaron a la UCR de “complicidad” con el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, en la búsqueda de eliminar las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

“He pedido urgente una reunión de Mesa de Juntos por el Cambio en Chubut y a nivel nacional para tratar el tema”, continuó Morales, quien señaló que “la relación del radicalismo con el PRO no está bien, así que hay que dialogar esas cuestiones, hay que ordenar en el territorio algunas situaciones”.

Fue en ese marco que comparó el accionar “entorpecedor” del exmandatario con la actitud de Patricia Bullrich, a quien calificó como “mucho más sensata” ante la intención de ordenar la interna de la coalición en la provincia.

Durante la entrevista radial, el gobernador jujeño aprovechó la discusión dentro de JxC para ratificar su intención de competir en 2023 por la Casa Rosada. “Yo soy candidato a presidente, ya hice un aporte en mi provincia y mi decisión es aportar desde Juntos por el Cambio para el pueblo argentino en un desafío tan importante que tenemos para el país”, indicó.

También se refirió al llamado al diálogo del Frente de Todos para fijar normas de convivencia política tras el ataque contra la vicepresidenta y opinó que “la mejor manera de convocar a un diálogo franco es primero reconocer la responsabilidad histórica que ha tenido el kirchnerismo y desde allí y con una actitud de humildad y reconocimiento de las cosas mal que han hecho poder buscar una lugar de encuentro para los argentinos”.

“Lo que pasó en Luján fue realmente patético. Terminaron usando la Basílica como unidad básica. A mí me cuentan siempre del lado del diálogo, pero no de la farsa, las falsas convocatorias al diálogo para terminar haciendo una movida partidaria”, agregó sobre la misa que se celebró este sábado en Luján por pedido del oficialismo para respaldar a Cristina Fernández de Kirchner tras el atentado y para bajar los niveles de tensión y conflictividad política. (DIB)