31/08/2020POLICIAL

Delitos sexuales en red: se denuncia en promedio un caso cada tres días.

En el Departamento Judicial Bahía Blanca, como en la provincia, las cifras de 2019 son las más altas de los últimos 4 años por grooming y abuso sexual en representaciones digitales.

Distintos especialistas señalaron que la pandemia del coronavirus, el aislamiento preventivo y obligatorio y la hiperconectividad crearon un contexto en el que se produjo un crecimiento exponencial de casos en los que desde el entorno digital se ataca la integridad sexual de niños, niñas y adolescentes.

Cuarentena al margen, ese aumento es una tendencia que se experimenta en los últimos años, registrada a partir de la cantidad de investigaciones que puso en marcha la justicia por hechos de grooming y abuso sexual infantil en representaciones digitales (mal llamado pornografía infantil).

Una estadística elaborada por el Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires señala que durante 2019 se iniciaron casi el doble de causas penales por esos delitos que en 2016, representando además la cifra más alta de los últimos 4 años.

En el Departamento Judicial Bahía Blanca el panorama es similar.

A lo largo del año pasado, la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 14, de la doctora Marina Lara (por entonces tenía exclusiva injerencia en este tipo de casos) inició 113 investigaciones penales preparatorias, alcanzando un promedio de una cada tres días.

De esas causas, 65 correspondieron a tenencia, producción o distribución de imágenes o archivos con contenido sexual infantil, mientras que las 48 restantes se iniciaron por casos de grooming, que es la captación a través de Internet de un menor por parte de un adulto, para lograr que, mediante la manipulación o el engaño, realice acciones de índole sexual.

En los 3 años anteriores la tendencia fue contraria, donde los hechos de grooming fueron la mayoría. La cifra más alta se produjo en 2017, con el inicio de 64 expedientes.

Bahía Blanca tiene un doloroso antecedente en el tema, ya que el crimen de Micaela Ortega resultó el primer caso del país de grooming seguido de femicidio.

Por el hecho fue sentenciado a prisión perpetua Jonathan Luna.

El acusado creó una cuenta de Facebook falsa, utilizando el seudónimo "Rochi de River", mediante la cual contactó a Micaela y comenzaron a entablar una relación de amistad. Vulnerando la confianza de la chica, generó un encuentro que desencadenó en el asesinato de la adolescente de 12 años.

Panorama actual

El fiscal de la UFIJ N° 20, Rodolfo De Lucia, quien desde febrero pasado lleva adelante las investigaciones por estos delitos, ratificó que la tendencia de aumento de casos se percibe también en lo que va del año.

“Si bien las cifras más precisas son las que reúnen información de un año calendario completo, en el lapso que llevamos trabajando en el tema apreciamos un crecimiento respecto al mismo período de 2019”, comentó.

Respecto al motivo de esa tendencia, De Lucia indicó que “es difícil saber si es que hay más hechos de este tipo o creció el número de denuncias”.

“En homicidios o robos con armas generalmente no hay cifra negra, pero en este tipo de delitos es mucha la cantidad, por lo que resulta dificultoso saber el origen de ese incremento”, agregó.

El fiscal mencionó también que “siempre pensamos que ojalá se esté denunciando más, porque esto quiere decir que hay un mayor conocimiento del delito, capacitación, difusión y visibilización en las redes sociales y del trabajo de organismos que atienden estos temas”.

Al mismo tiempo, describió que en los últimos años también se agilizaron los medios para obtener pruebas.

“Está más aceitado el mecanismo para pedir la información que necesitamos. Hace algunos años los investigadores debían encontrar la forma de dirigirse a las empresas, como por ejemplo Facebook. Hoy las redes sociales más importantes comparten una plataforma que está pensada para hacer esos pedidos, lo que simplifica la tarea”.

En la provincia

En el marco de este tipo de delitos, en 2019 se iniciaron 1789 causas penales en los distintos departamentos judiciales del territorio bonaerense.

Las estadísticas oficiales indicaron que 1132 de esos casos tuvieron que ver con imágenes o archivos de abuso sexual infantil, mientras que en 657 se investigaron hechos de grooming.

El total de expedientes judiciales abiertos es significativamente superior al de 2016, cuando se pusieron en marcha 1093.

En tanto, en 2018 comenzaron a ser investigados 1122 denuncias.

La Procuración provincial informó que del total de las causas emprendidas durante el año pasado, 988 comenzaron a partir de reportes generados por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por su sigla en inglés).

Se trata de una organización sin fines de lucro con la misión, desde hace 35 años, de ayudar a encontrar chicos desaparecidos, reducir su explotación sexual y prevenir su victimización.

"Hay más gente que se atreve a denunciar"

“La estadística es mayor porque creció el número de denuncias. Hay más gente que se atreve a denunciar sobre este tipo de casos”, dijo Mónica Cid, madre de Micaela Ortega, la adolescente de 12 años asesinada en 2016.

“Resta crecer en lo que es la campaña nacional para concientizar y en la que estamos trabajando mucho, pero también falta el compromiso político. La ley 'Mica Ortega' está en el Senado y va a pasar por Diputados. Es un proyecto para trabajar en la prevención y concientización, que se va a extender a lo largo del país”, comentó.

Mónica también consideró que “falta hacer mucho hincapié sobre el buen uso de las redes. En este contexto de pandemia, donde todo se lleva adelante a través de los dispositivos, es terrible los casos que se producen de grooming, ciberacoso y abuso sexual infantil a través de representaciones digitales”.

Fuente: La Nueva.