25/11/2021NACIONALES

Cuáles son las variantes que afectan a los ya vacunados contra el COVID-19 en Argentina

Se conocieron los datos a partir de la vigilancia genómica del coronavirus que hizo el Instituto ANLIS/Malbrán desde enero y hasta octubre. Opinan expertos consultados por Infobae

Las vacunas contra el COVID-19 han demostrado ser altamente eficaces para prevenir la infección, la enfermedad grave y la muerte si una persona queda expuesta al coronavirus. Sus beneficios han cambiado el rumbo de la pandemia a pesar de la emergencia de variantes prioritarias del coronavirus como Delta: hoy la mayoría de las personas que adquieren la infección son las que aún no están inmunizadas. Pero como los inoculantes no son 100% efectivos en la prevención, algunas personas que ya están totalmente vacunadas pueden tener la infección porque aún persiste la circulación comunitaria del coronavirus.

En la Argentina, un reporte del Instituto ANLIS/Malbrán, que depende del Ministerio de Salud de la Nación, detalló cuáles son las variantes del coronavirus que afectan hoy a las personas que aún no se vacunaron y a las que ya tienen el esquema completo. El estudio forma parte de la vigilancia genómica del coronavirus que realiza el grupo de investigadores conformado por Carla Voto, Elsa Baumeister, Carlos Giovacchini, y Josefina Campos, entre otros.

“Tras el inicio del plan de vacunación en el país, se empezó a solicitar que en todo caso confirmado de COVID-19 se registrara si la persona estaba vacunada. En nuestro laboratorio nacional de referencia, se reciben las muestras de esos pacientes junto con las de otros que tienen solo una dosis y de los que aún no fueron vacunados”, explicó a Infobae la doctora Josefina Campos.

Desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado, en la Argentina se reportaron más de 5.3 millones de casos confirmados de COVID-19 y más de 116 mil fallecimientos. El reporte del Instituto ANLIS/Malbrán tuvo en cuenta muestras de pacientes con COVID-19 entre enero pasado y hasta el 23 de octubre como parte de la vigilancia genómica de la evolución del virus.

En ese marco, reportaron que un total de 3.960 casos de COVID-19 tenían el antecedente de vacunación. Dentro de esos casos, 1.791 casos habían recibido la aplicación de la primera dosis de vacuna y 2.169 casos se produjeron después de la aplicación de la segunda dosis. Dentro del grupo de las personas con esquema de vacunación completa, el reporte incluyó los resultados de la secuenciación genómica de 1.854 casos analizados.

Los investigadores encontraron que un 54.2% de las personas con vacunación completa se había infectado con la variante Gamma del coronavirus. El 17.8% tenía la variante Delta. Después, seguían Alpha (3.5%), Lambda (20%), y Mu (0.3%). Ese análisis incluyó a las personas que habían recibido las dos dosis y que habían pasado al menos 21 días desde la fecha de vacunación y la fecha de toma de muestra.

En tanto, entre 3.436 casos de COVID-19 que no estaban inmunizados y que analizaron, los investigadores detectaron un 58.6% tenía la variante Gamma, el 7.5% con la variante Delta, 6% a Alpha, 18.5% a la variante Lambda, y 0.4% a la variante Mu. “Los resultados del reporte nos permitieron saber que la proporción de las variantes del coronavirus que afectan a los no vacunados es bastante similar a la de las variantes que adquieren los no vacunados. Por supuesto, hay que tener en cuenta que los casos de inmunizados que adquieren la infección son poco frecuentes dentro del total de casos que secuencian”, aclaró la doctora Campos.

La segunda ola de la pandemia en el país -desde marzo hasta junio- pasó. Hubo un descenso sostenido de casos de COVID-19 durante 20 semanas, pero durante las cinco semanas anteriores se registró una tendencia al aumento leve con el aumento de las detecciones de la variante Delta en más casos. La variante Delta del coronavirus ya se detecta en más del 80% de las muestras, especialmente en Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, y Córdoba.

“Con la secuenciación total de las muestras de casos confirmados de COVID-19, hemos observado un claro aumento de la circulación de la variante Delta. Sabemos que la variante Delta es más transmisible que otras y que aumenta el riesgo de hospitalización si la persona no está vacunada”, señaló Campos. La investigadora contó que ya están realizando otro estudio que evaluará la efectividad de las vacunas en el contexto de las variantes que ahora están circulando en el país.

Según el doctor Humberto Debat, investigador en virología molecular del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) e integrante del consorcio Proyecto País que hace también vigilancia genómica y depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, “es importante que ahora contemos con los resultados de este reporte del Instituto ANLIS/Malbrán para saber cuáles son las variantes del coronavirus que se han detectado en personas con el esquema completo de vacunación en el país”.

El experto agregó en el diálogo con Infobae: “Como en Sudamérica han circulado diferentes variantes en comparación con el hemisferio Norte, como Lambda y Mu, y hubo un predominio de Gamma, los nuevos datos sugieren que no habría hasta ahora escapes parciales a la protección de las vacunas contra casos severos y muertes. Con el paso del tiempo, las infecciones podrían pasar a ser en mayor parte por la variante Delta. Por eso, se necesita seguir el monitoreo de la alta efectividad de las vacunas en el país frente a esa variante”.

En tanto, consultado por Infobae, Javier Farina, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología y jefe de infectología del Hospital de Alta Complejidad Cuenca Alta, en Cañuelas, provincia de Buenos Aires, comentó: “En Argentina, hubo predominio de la variante Gamma entre febrero y agosto pasado. También hubo circulación de Lambda, que se ha detectado poco en el hemisferio Norte. Ahora está predominando Delta como también ocurre en otros países de Sudamérica y antes en el hemisferio Norte”.

Además, Farina señaló: “Como ha sucedido en todas las regiones del mundo, las vacunas dan una alta protección contra el coronavirus. Pero con la emergencia de las variantes del coronavirus se empezaron a registrar casos de vacunados con la infección. Esto refuerza la importancia de recordar que la vacunación debe seguir siendo hoy acompañada de las medidas de prevención como el uso del barbijo, el distanciamiento, y la ventilación permanente y cruzada cuando una persona se encuentra en espacios cerrados con no convivientes”.

El 17 de noviembre pasado, la titular de la cartera de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, anunció que, frente a la posibilidad del crecimiento de la variante Delta y para prepararse para el otoño, “toda la población va a recibir un refuerzo, ya se empezó con el personal de salud y con los mayores de 70 años en función de los planes provinciales. Se necesita claramente un refuerzo de la inmunidad”.

En los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC), también están monitoreando la situación de las infecciones en personas ya vacunadas. “Las personas totalmente vacunadas con una infección tienen menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave que las que no están vacunadas y tienen COVID-19″, aclararon recientemente.

Cuando las personas totalmente vacunadas se contagian y desarrollan síntomas, desarrollan menos casos graves que en las personas no vacunadas. Esto significa que es mucho menos probable que sean hospitalizados o mueran que las personas no vacunadas. También se sabe que las personas que contraen el coronavirus después de haberse vacunado también pueden ser contagiar a otros. Por eso, es importante su aislamiento para evitar la circulación del virus y proteger a los demás.

Fuente: Infobae.