12/11/2022MUNICIPALIDAD

Con apenas 4 mm. algunos sectores del HCD se inundaron: ¡Ojo que, si llueve, no van a poder desarrollarse los actos de fin de curso!

Las imágenes en fotos y los videos dan cuenta de cómo se llovió, a cántaros, el interior de las oficinas de las secretarias del Concejo Deliberante de Coronel Suárez el jueves por la noche, con una precipitación intensa que apenas arrojó 4 mm., pero que se produjo en un corto lapso de tiempo. 

Evidentemente, las canaletas tapadas, a las que les falta mantenimiento, y una obra que se viene requiriendo desde hace muchos años y que todavía no se ha realizado, fueron la causa de estas filtraciones que dañan un edificio histórico. 

Ricardo Salerno, presidente del Concejo Deliberante de Coronel Suárez, en diálogo con La Nueva Radio Suárez, expresó que “hace mucho tiempo se llueve el edificio municipal. Nosotros, al estar en la planta alta, somos los primeros perjudicados. Después, el agua sigue su recorrido e inunda el despacho del Intendente Municipal”, explica, describiendo el recorrido habitual del agua de lluvia.

Lo que pasó este último jueves fue distinto. Se llovió otra parte. “Por esas paradojas que tiene el agua, esa parte no se llovió, apenas un poquito la sala de deliberaciones. Pero lo que nunca se había llovido, que era la sala de las secretarias, realmente entró mucha agua”. De hecho, hubo computadoras que se mojaron. A pesar que enseguida se corrieron escritorios y equipos. 

Salerno dice que “el tema de las palomas es un tema bastante importante, todos lo que viven en el centro saben de lo que hablo. Hoy (por ayer) subí tipo 7 de la mañana para ver realmente qué era lo que había pasado. Las canaletas no estaban tapadas para toda el agua que cayó, lo que debe estar tapado es la salida, en un sector, donde hace mucho tiempo se hizo una obra”. 

Analizó el Presidente del HCD que cuando se arregló el frente de la Municipalidad, “que quedó muy lindo, se arregló el frente, no se arregló el techo. Y el contra frente de la Municipalidad está como cuando se construyó hace más de 100 años. A eso si le hace falta mantenimiento, como al techo en su conjunto y a la torre del reloj también”. 

Recordó que cuando fue Secretario de Obras Públicas, José Etchegaray, concejal y presidente del Concejo, concurría periódicamente al organismo del Municipio expresando su preocupación y gestionando para la reparación. En ese momento se contactó a un organismo de La Plata, que se dedica a esto.  

Es necesario para la reparación contar con empresas especializadas, con personal ídem, porque se trata de la reparación de un edificio histórico, que tiene un sistema constructivo antiguo que hay que respetar y preservar en el proceso de reparación y reacondicionamiento. Además, se trata de un trabajo en altura. “Hay una parte de tejuelas muy antiguas, que son de chapa galvanizada. Todo eso hace que no sea sencilla la reparación y la solución. Pero, evidentemente, algo hay que hacer”. 

Salerno, refiriéndose al presupuesto, se preguntó: “¿Cómo no va a haber en 7.700 millones de pesos algo para arreglar el techo de la Municipalidad, de un edificio histórico, hermoso, que tenemos que cuidar entre todos? Pero cuando uno ve que, de esa cifra, hay que sacar todos los gastos fijos que tiene el Municipio, se da cuenta que es difícil afrontar una obra de esas características”. 

Consultado en torno a de dónde se sacarán los fondos para esta reparación, indica Ricardo Salerno que cuando la Provincia y la Nación “dan dinero para obras, no es difícil darse cuenta que, si bien esto es una obra prioritaria, porque cada vez se deteriora más, quizá desde el punto de vista del rédito político eso no pasa. Entonces, los convenios que firma el Intendente Municipal no son para arreglar el techo de la Municipalidad”.  

En la última sesión del Concejo Deliberante se aprobó un proyecto de resolución solicitando la consecución de fondos para esta reparación, que urge. No solamente se trata de la reparación exterior, sino del interior del cielorraso de la sala de deliberaciones, donde sesiona el Cuerpo Deliberativo y donde muchas veces las instituciones escolares lo utilizan para la realización de los actos de fin de año o en otras fechas especiales. 

“Lo que sucedió el jueves, que nunca se había inundado en ese sector, llama a la reflexión, porque se llovió y mucho. Es una lástima que eso desmerezca las oficinas que están en planta baja y todo lo demás. Algo hay que hacer, así como está no se puede seguir. Llovieron 4 mm., no 40 mm.”. 

Aspira que, “en este año y pico que me queda de Presidente del HCD, podamos resolverlo. La pregunta es si vamos a conseguir los valores o los montos para que se pueda hacer y después conseguir quién lo haga. Hoy en Suárez está complicado. Por ahí tenemos suerte, hay un techista que se anime y podamos lograr algo. Es un trabajo integral”.