25/04/2022JUDICIAL

Juzgados sin jueces: un mal provincial, con Tres Arroyos como caso testigo también se sufre en Bahía Blanca

El presidente del Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires remarcó hace días la preocupación por el riesgo de colapso en algunos distritos debido a la importante cantidad de vacancias.

Mateo Laborde, presidente del Colegio de Abogados de la provincia de Buenos Aires, advirtió públicamente hace algunos días sobre el "riesgo de colapso" en algunos fueros de la Justicia provincial, por la importante cantidad de cargos vacantes.

El letrado reclamó que, de manera urgente, se resuelvan el problema de las vacancias, especialmente en áreas como penal, laboral y de familia.

Aseguró Laborde que uno de cada 3 juzgados no tienen jueces titulares, situación que deriva en un retraso en el servicio.

"Cuando uno va a la Justicia, y no tiene justicia en tiempo, no es justicia", opinó Laborde, en declaraciones a la FM Cielo de La Plata.

El abogado Laborde es oriundo de Bragado y ejerce en Mercedes.

El panorama es apremiante en todo el territorio bonaerense, pero hay una ciudad correspondiente al Departamento Judicial Bahía Blanca que parece estar más al límite, porque supera la media provincial.

Se trata de Tres Arroyos, donde hoy están cubiertos apenas 6 de los 12 cargos judiciales jerárquicos en todo tipo de fuero, aunque en el ámbito penal -que es el de mayor exposición por el tipo de causas que tramita- la situación claramente es muy grave (2 de 6).

Solo 2 de los 3 sillones del único tribunal en lo Criminal de esa ciudad, que es el encargado de juzgar los delitos más graves (robos, abusos sexuales, homicidios), están ocupados.

Además de esa vacancia en el Criminal, no tienen titular -por distintos motivos- el Juzgado en lo Corrreccional -atiende delitos con penas menores a 6 años- y los juzgado de Garantías de mayores y de Responsabilidad Penal Juvenil, que se deben encargar de controlar el procedimiento judicial en la etapa de instrucción o investigación (resuelven detenciones y prisiones preventivas y otorgan allanamientos y/o secuestros, entre otras facultades de gran importancia).

Problema derivado

Quiere decir que las únicas juezas del tribunal en lo Criminal, Fabiana Brandolín y Verónica Vidal, deben encargarse de subrogar, por caso, los juzgados de Garantías, pero esa situación está generando otro problema.

Brandolín y Vidal, las únicas dos juezas penales de Tres Arroyos. Hay otros 4 cargos vacantes.

Como intervienen en el primer tramo de la causa, no pueden volver a hacerlo en la etapa de juicio y tienen que excusarse.

Esto obliga, en muchos casos, a integrar el tribunal de juzgamiento con jueces de Bahía Blanca, aunque el reemplazo genera contratiempos por evidentes problemas de logística.

En primer lugar hay que tener en cuenta la distancia entre ambas ciudades (200 kilómetros) y también que los magistrados de nuestro medio ya tienen su agenda bastante cargada con las causas locales, con lo cual surgen inconvenientes para compatibilizar fechas.

"En muchos juicios deben viajar a Tres Arroyos, porque aún sería más inconveniente trasladar un juicio de esa ciudad a Bahía, porque también habría que obligar a derivar a los imputados y a los testigos", dijo una fuente judicial.

La vacancia del Correccional, en tanto, generalmente es cubierta por el doctor Gabriel Giuliani, extitular de ese organismo (lo fue durante 25 años) y que a fines de 2019 pasó a desempeñarse como juez en lo Correccional N° 1 de Bahía (tras la jubilación de su colega José Luis Ares).

No es nuevo

El panorama que golpea a Tres Arroyos se agravó durante la pandemia, porque el Consejo de la Magistratura de la Provincia de Buenos Aires sufrió una virtual paralización y cayó sensiblemente la toma de concursos para cubrir cargos.

Y lo más preocupante es que en la vecina ciudad no hubo cambios desde mediados de 2020 a la fecha, hecho que profundiza el perjuicio por el desgaste que genera funcionar en esa condición de precariedad por tanto tiempo.

"El Consejo de la Magistratura hoy está al día, trabajando muy bien. Hay unas doscientas y pico de ternas que están para salir. Dentro del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo son quienes deben activar los mecanismos", aclaró Laborde.

La Corte provincial volvió a advertir por el aumento de las vacantes

En otros fueros la situación mejora levemente en Tres Arroyos, aunque dista de ser la ideal.

Por ejemplo, el tribunal de Trabajo funciona con 2 de los 3 ocupantes (Alejandro Norberto Taraborelli y Gastón de la Cal); el único juzgado de Familia está cubierto (juez Diego Andrés Granda) y en lo Civil y Comercial está titularizado uno de los dos juzgados (Fernando Elizalde).

Sin suplentes

Traslado. En 2020 había un cuerpo de suplentes, creado para estas contingencias, pero la doctora María Elena Baquedano (Penal) juró como titular de un tribunal de San Nicolás.

Consensos. Mateo Laborde consideró prioritario que se logren consensos para que el Ejecutivo pueda mandar al Senado los pliegos y sean aprobados.

Cantidad. "Son alrededor de 250 los pliegos que están para salir y las vacantes superan los 700. Los fueros más afectados son familia, laboral y penal", dijo Laborde.

Eficiencia. "La Justicia funciona porque otros jueces subrrogan en los cargos. Ayudan y ponen un gran esfuerzo. Pero claramente no es eficiente", dijo.

Variante. "Hoy en Tres Arroyos, con la demora existente, se da mucho juicio abreviado", comentó un vocero de esa ciudad.

Audionota: Guillermo Crisafulli

La Nueva