08/04/2021INSTITUCIONES

“Hay un agotamiento terrible, hasta acá llegamos”

Tras la renuncia de toda la Comisión Directiva del Club Atlético Huanguelén, el Presidente de la entidad deportiva, Hugo Lisarrague, habló en el aire matutino de La Nueva Radio Suárez y dio detalles de la situación que derivó en el cierre de las puertas del Club y, por ende, la suspensión de las actividades deportivas para todos los asistentes

El anuncio fue hecho en la noche del último martes a través de las redes sociales oficiales del Club, en voz de su Presidente, Hugo Lisarrague, que expresó: "desde las 0 horas el Club estará con las puertas cerradas".

El miércoles el titular de la institución indicó: “veremos qué pasa, si alguien reacciona”, pero reafirmó que la medida ya fue tomada: “habíamos pasado a un cuarto intermedio el año pasado y nos agarró la pandemia, pero ya en ese momento nos queríamos ir, hace muchísimos años que estábamos en el Club” explicó Lisarrague.

A lo que agregó que, “este año se hizo la primera asamblea, pasamos a un cuarto intermedio quince días y el martes estábamos todas las Subcomisiones del Club (fútbol, hockey, patín, artística, vóley, bochas), y de los pocos socios que tenemos no fue nadie, no había una persona de Huanguelén en la asamblea”. 

Fue así que, entre los presentes, determinaron la aprobación de la memoria y el balance: “el Club Atlético, gracias a Dios, no tiene deuda. Es muy cuidadoso en ese sentido y después de debatir un tiempo se decidió tomar esta decisión de que, a partir de las 0 horas, el Club está cerrado” expresó el huanguelenense a este medio. 

Por otro lado, recordó que, el próximo fin de semana, empiezan el Torneo de Inferiores de fútbol y también de Hockey, sobre lo que espetó: “las chicas de hockey quedan libres, pero el otro fin de semana tienen que jugar, así que, si no se forma una Directiva, lamentablemente no se puede seguir”.

Hugo Lisarrague destacó la labor, en el Club Atlético Huanguelén, de las Subcomisiones, a las que describió como “batallones” y aseguró que son las que “hacen grande a la Institución”. Pese a ello, manifestó que “la cabeza tiene que estar, sino las puertas del Club no se van a poder abrir”, y si bien dejó entrever una mínima esperanza al expresar que “quizás algo va a poder pasar, se puede llegar a solucionar”, reiteró que aún “no se sabe nada y, hoy por hoy, el Club está cerrado”.

En esa línea contó que le llegaron algunos mensajes para que se continúe, pero -efusivamente- el Presidente del Club explicó: “la Comisión Directiva hace, más o menos, catorce años que está. Empecé en el Club a los 22 y desde ese momento no salí más, o sea que hace 38 años que estoy en Atlético” dijo, y aseguró que, si bien hay gente joven, son personas que se sumaron hace alrededor de diez.

“Yo me quiebro porque no puede ser que el Club de mis amores esté pasando esto, pero hay que hacerlo” manifestó Lisarrague, y agregó: “no es que uno estuvo dos años y se fue, pero las cosas van cambiando, la gente tiene cada vez menos compromiso”, y recordó que “hubo épocas en que, para formar una Comisión Directiva, se hacía campaña porque había dos listas”. En consecuencia, sostuvo que “el compromiso de la gente ahora es mucho menor” y, por ello, describió que se vive “un agotamiento terrible”.

Así reiteró: “hasta acá llegamos. Tiene que venir gente nueva con nuevas ideas. Si no se pasará a personería jurídica y no sé qué pasará con la Institución”.

Sobre el final, el Presidente del Club Atlético Huanguelén refirió: “hoy tenemos una localidad de seis mil habitantes. En el Club Atlético hay entre 400 y 450 chicos y chicas practicando un deporte y el Club tiene 240 socios. Es una vergüenza” dijo, refiriendo a que, para él, “no hay pertenencia por el Club”.

En esa línea fue que detalló que “falta más del 60%, porque la gente no tiene idea de lo que está pasando ni de cómo se maneja una Institución. Piensa que nos estamos robando la plata”. Pese a lo que insistió en que la memoria y el balance fue “diez puntos”: “el Club hace años que se está manejando muy bien, no hay una deuda y siempre se han hecho arreglos. El año pasado fue muy atípico, pero siempre dándole una mano a las Subcomisiones y haciendo algo, pero está totalmente saneado, tiene los papeles al día como para recibir un subsidio del Distrito, de Provincia o de Nación, como se ha recibido desde hace doce años” cerró Lisarrague, que insistió: “si no se forma una Comisión Directiva no hay vuelta atrás. Hoy el Club está cerrado, puede estar cerrado mañana, pasado, una semana o un mes. Si se forma una Comisión abrimos las puertas y los 450 deportistas que hay vuelven al ruedo otra vez”.