11/01/2022GREMIOS

Nuevo año, pero el conflicto continúa: “El Intendente se victimiza frente a una realidad cuya única víctima es el trabajador municipal, que tiene salarios de indigencia”

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Rubén Allende, confirmó que la tensión continúa en alza, “sobre todo de los trabajadores de la Salud, que todo el mundo se ha alineado en felicitarlos y ponerlos como héroes frente al flagelo de la pandemia, pero al momento de reconocerlos económicamente, son el último orejón del tarro”.

A lo antedicho, el entrevistado por La Nueva Radio Suárez señaló que la situación es la misma para los empleados de todas las áreas.

Sostuvo Allende que “el presupuesto tiene la capacidad financiera para hacer una oferta salarial que equipare la inflación perdida del año pasado y enfrentar la de este año”. Contó al respecto que “el Intendente, aún, no ha hecho un ofrecimiento, y al igual que sucede todos los años se escuda en que no tiene presupuesto, que no le aprobaron las tasas, en que no puede ser tan irresponsable de hacer una oferta sin el presupuesto”. Describió que todas esas son excusas: “Se victimiza frente a una realidad cuya única víctima es el trabajador municipal, que tiene salarios de indigencia, muy por debajo de la línea de pobreza”.

Consultado al respecto, Allende confirmó que el último jueves pudieron reunirse con Ricardo Moccero, con quien se dio el diálogo esperando, a partir del que pudieron transmitirle que una familia tipo no puede vivir con mil pesos por día para cubrir cuatro comidas: “Nos cuestionó quiénes son los que están en treinta mil pesos y ese es el salario ingresante. Pero ya sean cuarenta o cincuenta, con 1500 pesos por día tampoco se puede cubrir las necesidades básicas de ninguna familia, porque la línea de pobreza está en 73 mil pesos” relató el entrevistado, asegurando que “lo entienden, lo comprenden, pero aducen que la situación presupuestaria les impide hacer un ofrecimiento”.

Agregó Allende que “pudieron elevar ese presupuesto en 3854 millones de pesos por la confirmación del incremento de coparticipación por parte de la Provincia”. En consecuencia, reiteró que el ofrecimiento salarial podría hacerse, pese a lo que el Intendente Municipal se negó a hacerlo hasta tener el presupuesto aprobado.

Además de lo antedicho, y consecuencia de la tercera ola de pandemia que se estima atravesar, Allende señaló que “quieren restringir las licencias, los francos, al personal de salud específicamente”, lo cual aumenta la tensión en los reclamos de todos los sectores.

Sin dudas es una historia de nunca acabar, dado que el reclamo no es novedoso, sino todo lo contrario, y eso dejó claro el Secretario General del STM: “El Municipio tiene gastado, anualmente, 1750 millones. Presupuestariamente, lo que elevó al Concejo Deliberante son 2567 millones. O sea que tiene para poner un cincuenta por ciento a partir del 1° de Enero”.

Contó Allende que el propio Secretario de Hacienda municipal les dijo, en esa reunión sostenida junto al Intendente, que el dinero no ingresó aún. Sobre lo que el gremialista aseguró que ellos no tienen garantías: “Nos dijeron que esta semana no, pero que la que viene nos podrán dar una respuesta” agregó Allende, contando que, para este miércoles 12, tienen pactada una audiencia de cuarto intermedio, a las nueve de la mañana.

“Necesitamos la respuesta para el miércoles” resaltó, poniendo el foco en cuál es la realidad que viven los trabajadores municipales: “Los números no son favorables a nosotros, porque eleva un presupuesto de un setenta por ciento más del que elevó el año pasado” dijo, asegurando que ésta problemática se trata de una falta de decisión política, pero además, “de una falta de empatía y de consideración hacia los trabajadores”.

Consecuencia de ello, dijo: “Desde el Municipio llaman a dar felicitaciones a todo el personal que se ha puesto al hombro el cuidado de la comunidad, pero, cuando los tiene que reconocer económicamente, los pone en el último orejón del tarro”.