09/08/2019GREMIOS

La Secretaria General de la FEB, Mirta Petrocini, estuvo en Coronel Suárez.

“Seguimos levantando la bandera de la escuela pública, de la educación pública y del derecho de los docentes”.

La dirigente gremial estuvo en la tarde del jueves en Coronel Suárez en el acto protocolar que celebró los 60 años del Centro de Educadores Suarenses, gremio local que adhiere a la FEB.

Previamente, en horas de la mañana y en una entrevista exclusiva con La Nueva Radio Suárez, dejó un saludo para todos los docentes que a pleno coraje iniciaron hace 60 años atrás una lucha por sus derechos.

“Saludo desde el Consejo Directivo de la FEB al Centro de Educadores Suarenses, con quien compartimos este aniversario. Con mucho orgullo, porque continúan la gesta que se inició en 1959, cuando los docentes, por aquella época, reclamaban sus derechos, su estatuto, su ley de trabajo. Además de, como siempre y a través del tiempo, lo salarial. Brindarles el gran reconocimiento a aquellos que dieron inicio con los principios básicos de un gremio, de un sindicato. En aquellos tiempos entendieron que había que dar pelea, que no podían solos, que había que unirse solidariamente y que, además, había que organizarse. De allí nacieron, de cada distrito de la Provincia, cada una de nuestras entidades que el 4 de abril de 1959 decidieron conformar la FEB. Vaya nuestro reconocimiento, honrar a aquellos hacedores que iniciaron este camino y dejaron su huella”.

Dijo que el bregar por los derechos del docente, por la educación y la escuela pública “es una lucha que nunca se termina. Todos los logros no han sido concesiones de los distintos gobiernos, sino lo que se ha logrado es el resultado de las intensas luchas, defendiendo nuestros derechos, nuestro salario, las condiciones, la educación, la escuela pública, escuelas dignas, con seguridad, que puedan contener a nuestros alumnos, docentes, personal no docente y, sobre todo, esta educación que iguala, que nos coloca a todos en el mismo escalón. Educación por la que venimos bregando desde hace años y que tanto nos cuesta”.

La FEB, como el Centro de Educadores Suarenses, son gremios que no se mezclan con lo político partidario. Dice esta dirigente gremial, máxima titular de la FEB, que “no me ha costado, desde este lugar, mantenernos prescindentes de lo político partidario. Sobre todo, porque es una convicción, es un principio. Estos docentes de hace 60 años marcaron el camino, lo iniciaron y obviamente dejaron su huella. Es una posta que nosotros tomamos y que pretendemos, a través del tiempo de la formación, capacitación y demás, poder transmitir esta FEB a los que sigan, preservando estos principios (donde se incluye la unidad, la solidaridad). Ahora, cuando se nos quita un derecho, cuando nos quieren acallar, negar las negociaciones, el reclamo y demás, sea el gobierno que fuere, nosotros vamos a estar. Estamos parados en el mismo lugar. La prescindencia política es un sello nuestro. En una mesa de negociación uno está siempre en el mismo lugar. En el gremio, en el sindicato, está la bandera de la escuela pública, la defensa de nuestros derechos”.

Consultada si el gobierno provincial respetó el acuerdo salarial alcanzado en la paritaria (los docentes cobraron su sueldo el miércoles de esta semana), dijo Mirta Petrocini que “se ha respetado el reconocimiento –que para nosotros fue insuficiente- con respecto a la pérdida 2018, y está también la actualización de la cláusula gatillo, tal cual como está en el acta”.

En el cierre de la entrevista se refirió a la escuela y a la educación pública: “la escuela pública es la que iguala, equipara. Siempre recuerdo lo que dijo ‘Pepe’ Mujica, ex Presidente de Uruguay, cuando afirmó que es el primer escalón de la vida. Que todos debemos estar en ese primer escalón que te tiene que brindar la escuela pública, garantizada por el Estado, en su totalidad. A través de ella viene la inclusión social, el ascenso social; el pensar en términos de país, república, teniendo como base el conocimiento. Esta escuela pública la debemos defender entre todos”.

Luego Mirta Petrocini consideró que “se han dicho muchas cosas, barbaridades que no se condicen con la realidad. La escuela y la educación pública es un derecho humano y universal que debe garantizar el Estado. Reclamamos por esa escuela pública, vamos a seguir peleando por ella. Por eso la convicción, el quehacer diario del gremio, tiene que ver con eso. Aunque a veces no se pueda entender desde la sociedad.

Porque han hecho mucho trabajo para enfrentarnos con la sociedad, con los papás. Hoy la Gobernadora lo reconoce”.

La dirigente gremial nacional luego afirmó que “recuerdo que saliendo de una paritaria yo mencioné que fue un conflicto absolutamente innecesario. El tiempo, la justicia, nos dio la razón. Y no es la razón por una cuestión, como se venía planteando ante los medios como una cuestión pugilística. Nosotros estábamos con ese 15% no avalando para nada eso, insistiendo en la cláusula gatillo en la defensa del salario del docente. Sin embargo, se insistía. Veintiuna reuniones donde decían y planteaban propuestas distintas. Nosotros decíamos que no eran propuestas distintas, era la misma propuesta presentada de distintas maneras, con ese dinero en negro que no les llegaba a los jubilados. Nosotros decíamos que la inflación iba a ser superior, pedíamos por eso la cláusula gatillo. La negativa fue categórica. Por el estado de las escuelas también reclamamos permanentemente. Nos pedían creatividad e hicimos el carpetazo, fuimos a la legislatura, a los medios.

Pedíamos que tomaran en cuenta un relevamiento que habíamos hecho cada sindicato y presentárselo. Estábamos muy preocupados por el estado de las escuelas, en sus edificios, infraestructura. No fuimos escuchados. Y sucedió una tragedia lamentable”.

Insistió Petrocini que “un país sale y sólo sale con educación. Educación pública y de calidad, realmente. Y la calidad tiene que ver con poder aportar todos los conocimientos actuales. Tener los docentes las actualizaciones permanentes, que tengan que ver con un resultado en el aula.

Eso se debe traducir, porque la única transformación que se produce, verdadera y sustancial, es a través del aula”.