19/05/2021GREMIOS

“La paritaria in eternum”: continúa el reclamo de empleados y jubilados municipales

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Rubén Allende, fue consultado por este medio respecto de lo que sucede con la situación de reclamo constante en la que viven, desde hace mucho tiempo, los empleados municipales relativa al cierre de paritarias.

El lunes 17 de mayo había una reunión en la Secretaría de Trabajo, pero -contó Allende- el Ejecutivo no se presentó alegando problemas personales del Secretario de Gobierno. No obstante, mandaron una nota solicitando un cuarto intermedio para el próximo 26. 

Sobre ello, aseguró que “los trabajadores están inquietos porque ven que esta paritaria, no sólo se alarga, sino no tiene resultados de acuerdo a la inflación creciente”. 

En esa línea, recordó Allende que habían comprometido un 6% para mayo, empieza a descontarlo de la suma fija de tres mil pesos a cuenta de futuros aumentos. Es decir, “eso no mueve los salarios de bolsillo para el trabajador”.

Anticipó el Secretario General del STM que están en tratativas de poder reunirse, esta semana, con el intendente municipal Ricardo Moccero, a fin de abordar este tema y plantear que, “si bien la suma fija ellos la incorporaron como una manera de darle más posibilidades económicas al que menos gana, al descontar los porcentajes ofrecidos de acuerdo a la actualización con el salario mínimo, vital y móvil, se les congelan los salarios a las últimas categorías hasta agosto”. 

En consecuencia, resaltó Allende, reviste urgencia tener esa reunión con el Intendente, “que es quien resuelve la situación”. 

Además, destacó que hay un 12% de atraso de la inflación del año pasado y recordó que “el presupuesto municipal terminó con superávit de 75 millones de pesos”. Sostuvo que ese superávit se dio consecuencia del congelamiento salarial y que, “si ponen un 1,5% mensual de mayo a diciembre no tendría un costo mayor a setenta millones y le sobrarían cinco millones del superávit del año pasado”.

Consultado sobre si, desde el inicio de este recorrido de reclamo, han podido reunirse con el Intendente local, Rubén Allende dijo que “hace más de dos meses que no nos vemos con él” y recordó que, al inicio de las paritarias, tuvieron una última reunión.

Reconoció, de todos modos, que sí han tenido encuentros con el Secretario de Hacienda y el Secretario de Gobierno, aunque remarcó que “quien decide es el Intendente, pero todavía no nos ha recibido”. 

En ese sentido, contó que los jubilados “están solicitando que los tres mil pesos vayan al básico porque lo que es en negro no les llega” y agregó que la movilización que el grupo de jubilados municipales hacía cada miércoles en la plaza San Martín, frente al Palacio Municipal, quedó pausada consecuencia de la segunda ola de COVID-19.

Pese a eso, el reclamo continúa y Allende aseguró: “Estamos tratando de que las ofertas salariales vayan directamente al básico”.

Volvió a insistir en que “es el Jefe Comunal el que resuelve y ha tenido un presupuesto que ha aumentado un 92% con respecto del elevado en 2020, pero los salarios han aumentado un 24% nada más” y marcó: “Respecto de la inflación de este año, el trabajador municipal, tanto activo como pasivo, no ha tenido ningún porcentaje de recomposición salarial. Por eso es que goza de salud el presupuesto y se destina dinero a otras áreas y objetivos políticos”. 

A partir de eso, reiteró su anhelo de ser recibidos por el intendente Ricardo Moccero y manifestó que, debido a la pandemia de Coronavirus, no están posibilitados de ejecutar otro tipo de manifestación para reclamar: “Cualquier concentración pone en riesgo la salud de la comunidad y de los propios trabajadores municipales” expresó Allende, aunque contó que, la semana pasada, hicieron una concentración de más de cincuenta personas en el hall, pidiendo una audiencia al Intendente. 

De todos modos, el entrevistado cuestionó: “¿Para qué caer en eso si se puede resolver por otros canales?”.

Así, consciente de los recaudos que exige la pandemia, el Secretario General del STM sostuvo: “El 90% de los servicios del Municipio son esenciales. No sólo hay un 60% de personal de Salud en los dos Hospitales y el Hogar y salas periféricas, sino el resto, como es la recolección de residuos, servicios sanitarios, cámaras de monitoreo, planta depuradora. Todos son esenciales a la comunidad y no se puede prescindir de ellos”. 

Finalmente, describió la situación general como “caótica”, referenciando que no es momento para realizar una medida de fuerza e indicó que “les viene como anillo al dedo todo esto porque, con la excusa de la pandemia, nos siguen congelando salario”.

Concluyentemente, Rubén Allende aseguró: “Trataremos de buscar los canales correspondientes para que sea reconocida la labor que hace hoy el trabajador municipal en defensa de la salud de la población y el Intendente pueda reconocerlo monetariamente. No es en palabras, sino en acciones concretas”.