05/06/2020GREMIOS

Comunicado de Claudio Streitenberger del SOCAYA

Estimados compañeros:

El pasado miércoles se reunieron en el sindicato SOCAYA los directivos del gremio junto al Sr. Lucas Sebastián Amado, quien a partir de entonces cumple las funciones de interventor.

Dicha reunión fue en términos totalmente pacíficos, respetando siempre la decisión de la justicia, sin perjuicio de los recursos judiciales interpuestos pendientes de resolver.

La Comisión Directiva, que desde el día miércoles ha cesado en sus funciones, adoptó una postura colaborativa y pacífica, con el fin de no afectar el normal funcionamiento del sindicato y pensando siempre que el interés y defensa de los afiliados es la más alta prioridad. 

Siempre pensando en el bienestar del afiliado, los directivos le solicitaron al interventor que se reúna urgentemente con la FAIC para cerrar paritarias 2019, que estaban si resolver por el conflicto de público conocimiento. Se le manifestó al interventor por escrito “la preocupación con respecto a la situación de las paritarias en el convenio colectivo aplicable que se encuentra pendiente de negociar y que la representación empresaria se ha negado de acordar en virtud de la situación institucional del gremio, solicitando en este acto que con carácter prioritario reanuden las negociaciones con el fin de acordar salarios acordes para los afiliados”.

Queremos llevarle tranquilidad a los delegados y a los afiliados que el gremio y la obra social están en funcionamiento.

Se recuerda que el anterior proceso electoral fue objeto de numerosas irregularidades perpetrados por la Junta Electoral en connivencia con el anterior oficialismo (por entonces la Lista Celeste y Blanca), los cuales intentaron valerse de maniobras espurias con el fin de retener el control del gremio.

Fruto del trabajo legítimo, obtuvimos la mayoría de los votos de las urnas validas. El trabajo que hemos efectuado en estos casi dos años, ha demostrado al afiliado que detentamos la verdadera representación. Si bien no ha sido fácil, ya que encontramos un gremio totalmente desorganizado, desfinanciado y endeudado.

Por nuestra parte seguiremos luchando, desde nuestro lugar que nos toque ocupar, en tanto se resuelva las futuras elecciones, siempre a disposición de los afiliados. Estamos convencidos que el trabajo que hemos efectuado, junto a todos los afiliados que nos han acompañado, será revalidado por los votos en las próximas elecciones que se celebren.

En estos momentos difíciles, debemos estar unidos y seguir trabajando en beneficio de los afiliados.