08/01/2022GREMIOS

“Apelamos a la sensibilidad de los gobernantes para que se acerquen a charlar con nosotros”

El último jueves por la mañana, empleados del área de Salud del Hospital Municipal “Raúl A. Caccavo” expresaron su descontento con la situación que atraviesan en términos salariales. No es éste un pedido novedoso, sino que data de hace tiempo. Tanto así que el presidente de APTS CICOP, Fernando Schwab, lo calificó de “histórico”.

En diálogo con La Nueva Radio Suárez, el referente refirió: “Los sueldos están muy bajos y los sueldos cerraron con un 26% por debajo de la inflación”.

Señaló que “no hubo ningún llamado para decir si se nos va a otorgar cierto aumento o una notificación”, agregando que están al tanto de que “Nación y Provincia otorgaron un bono con un tope de veinte mil pesos y son varios los Municipios que los han pagado. Algunos sólo diez mil, otros en cuotas, pero ya se han plegado a eso”.

Aclaró que “no es obligatorio que el Municipio reconozca el bono, pero sí estaría bien reconocer a todo el personal de Salud, porque la tarea que se ha llevado a cabo ha sido bastante ardua y ahora estamos volviendo a tener un pico de casos”.

Consultado sobre si en el tiempo transcurrido han recibido algún tipo de contacto por parte de funcionarios del Estado Municipal, Schwab dio la negativa contando que han enviado cantidad de notas para reunirse con el Ejecutivo, pero no los han llamado.
Hicieron lo mismo con el Ministerio de Trabajo, pero tampoco se presentaron. Por lo que volverán sobre esa área, “dado que los reclamos son vigentes y totalmente legales”.

Señaló Schwab que “comienza a haber, nuevamente, un pico de contagios alto y por eso tenemos mucho personal aislado”. Contó en ese punto que dos de las personas que están a su cargo, están aisladas, por lo que deben coordinarse entre quienes quedan a disposición para cubrir las horas: “Por eso es que se reclama una distinción para el personal de Salud. Porque vamos a tener que volver a trabajar a contraturno, con más carga horaria” marcó, y si bien distinguió que las guardias se pagan aparte, probablemente deberán llamar a personal que está de vacaciones porque no tienen gente.

A modo concluyente, sobre cómo seguir considerando, sobre todo, el cansancio, que es cada vez mayor, Schwab aseguró que no quieren tomar medidas de fuerza porque afectaría a la población: “Apelamos a la sensibilidad de los gobernantes para que se acerquen a charlar con nosotros. Todo se puede arreglar, todo se puede charlar, pero necesitamos que nos escuchen”.