15/12/2021ESPECTACULOS

Premiada participación de Las Varadé en un Certamen Nacional en Mar del Plata

Gisela y Silvia Varadé son quienes coordinan la Escuela de Danzas Las Varadé, que cuenta con cuarenta años de trayectoria. Pese a que Silvia hace más de cincuenta que se dedica a dicha área. Mientras que Gisela comenzó a dar clases ocho años atrás, en 2013.

Acaban de llegar de un certamen nacional que se desarrolló en Mar del Plata, de donde volvieron con premios en todas las categorías: “Estamos felices, no pensábamos que íbamos a tener tantos premios, porque la competencia es difícil y hubo cantidad de competidoras y Escuelas de Danza, con mucha variedad” dijo Silvia, describiendo que, “más allá de los nervios, las alumnas estuvieron divinas”. 

Por su parte, Gisela aseguró que fue difícil y repasó: “Cuando llegamos, hicimos toda la parte de reggaetón. Es un ritmo que no manejamos muy bien y fue la primera vez que presentamos algo, y había cincuenta coreografías”. Vale destacar que, en ese ritmo, sacaron un segundo premio: “Al jurado le gustó, tal vez porque era diferente, era más con nuestro estilo” analizó Gisela.

Agregó que, al día siguiente, las mismas alumnas bailaron jazz y free dance, “así que ya estaban con otras pilas, sabían que, si habían ganado, podían volver a hacerlo”. 

El domingo, participaron las más chicas y pre adolescentes: “Fueron un montón de papás. Todos con buena onda, porque fueron en auto, y todos se prendieron”. 

Silvia Varadé contó que lo que escucharon del jurado “fue que querían cosas diferentes. Querían coreografías más jugadas, no siempre lo mismo, y creo que, en nosotras, encontraron eso”.

Señaló que en free dance, que fue en el ritmo en que sacaron el primer premio máster, “vieron algo distinto y lo que dijo fue que habían notado un avance”.

Una de las cosas que más halagos recibe por parte del público y de jurados -contó la Profesora- es el vestuario: “Dos días antes de ir a la competencia, tuvimos nuestro espectáculo acá, y la devolución de la gente fue que lindo el vestuario, lo que hacemos, y la música”. 

Entre risas, Silvia Varadé afirmó que, tras más de cuarenta años de trayectoria en el mundo de la danza, éstos premios resultan en una alegría inmensa: “Mientras pueda seguir brindando lo que aprendí durante tantos años, hay que disfrutarlo” dijo.

Mientras que, consultada sobre el pensado y armado de las coreografías, Gisela explicó que tienen grupos diferenciados: mientras ella se dedica a las más chicas y pre adolescentes, su mamá a jóvenes y adultas: “Cada una piensa en sus grupos. Lo charlamos entre nosotras y en el cierre de fin de año, siempre elegimos una temática” detalló, reafirmando que, si bien el trabajo es conjunto, “cada una se ocupa de sus grupos”. 

Concluyentemente, Silvia Varadé fue consultada sobre cómo llegar a ser de vanguardia se convirtió en un logro permanente. A lo que respondió señalando la importancia que cobra el modernizarse: “Hay cosas que he tenido que ir cambiando, y creo que también es innato en uno. Yo de chica me dedicaba a armar coreografías, me gustaba enseñar. Nací un poco con éste don que, después, hay que ir alimentando”. 

Resaltó, en esa línea, que, si bien debió aceptar incorporaciones tales como el reggaetón, “no hay que perder la técnica de la bailarina. Lo que te diferencia es tener técnica”. De ese modo, destacaron las entrevistadas que las alumnas de la Escuela Las Varadé que participaron en Mar del Plata, “pudieron hacer un reggaetón más difícil porque tenían técnica y por ejemplo, se abrían de piernas mientras bailaban reggaetón, hacían cosas que, tal vez, si no tenés técnica, es más difícil de hacer”. 

En ese punto, Gisela explicó que la técnica refiere a la danza clásica: “Siempre trabajamos las posiciones, estirar las puntas, las rodillas, las posturas de los brazos. La base de la danza es la danza clásica”.

Ambas profesoras hicieron extensivo un agradecimiento a las alumnas, principalmente, pero también a los padres y a la comunidad en general, “que siempre nos acompañan en todo”.