20/05/2021EDUCACION

Educación virtual: “Nada reemplaza la interacción, la socialización y el trabajo con el otro”

La directora de la Escuela Primaria N° 20 de Villa Belgrano, Claudia Desch, dialogó en el aire informativo de la 101.3 a fin de profundizar en el actual escenario de la institución y aseguró que hay un montón de sentimientos encontrados: “Por un lado, la situación sanitaria del Distrito, el agotamiento del personal de Salud, la saturación del Hospital Municipal y, por otro, los chicos, las familias, los docentes y la escuela” expresó.

Desch contó que, desde la semana pasada, comenzaron a prepararse ante el inminente cambio de Fase y, así, prepararon juegos de fotocopias, PDF y videos que envían a cada familia: “Aprovechamos que hacemos entrega del bolsón de alimentos para entregar actividades” dijo, destacando que “es la manera en que podemos hacerlo”. 

De todos modos, sostuvo que anhelan que la situación pueda revertirse hacia el 31 de mayo y, en consecuencia, volver a las aulas. 

Consultada respecto a las diferencias que se plantean entre virtualidad y presencialidad, profundizó que “es innegable lo que significa el trabajo en el aula, lo que significa la escuela, que es irreemplazable” y agradeció la predisposición de las familias de “recibir con mucho agrado todo lo que podemos enviarles desde la virtualidad”. Aunque refirió a que “nada reemplaza la interacción, la socialización y el trabajo con el otro”. 

Agregó a eso que, en la presencialidad, “hubo cosas que cuestan, que son las que tenemos internalizadas, como abrazarlos, pero a fin de cumplir el protocolo que hemos cumplido y aplicado, desde la toma permanente de temperatura, el lavado de manos, el alcohol en gel, el trabajo de los profesores de educación física y de música, de desinfectar las cosas que fueron trabajando”.

Por otro lado, la docente contó que, actualmente, “hay parte del personal auxiliar, del turno de la mañana, aislado” y explicó que se trata de dos porteras, caso sobre el que agregó que, si no fuera por el regreso a la virtualidad, deberían suspender las clases, dada la relevancia que reviste el trabajo de esas trabajadoras en este contexto: “Se lo tiene tan relegado y no se destaca su trabajo” dijo. 

De ese modo, sobre la ventilación, contó que hacen -como ella lo llamó- “el 20/5, que son veinte minutos cerrado y cinco minutos de ventilación” y agregó que no es lo mismo que tener permanentemente abierto y pueden mantenerse durante noventa minutos en el aula. 

Además, agregó que están realizando una obra de gas en la escuela, lo que lleva a la veda de un sector con sol de la institución. Así, comenzaron a turnarse para ingresar al gimnasio y que “los chicos puedan salir un poco y moverse”. 

En consecuencia de todo ello, y considerando siempre el protocolo preventivo sanitario, sostuvo que buscan hacer cosas que beneficien a los alumnos.

Sobre las dificultades de conectividad y equipamiento, la docente profundizó: “Queremos ver de prestar computadoras a algunas familias, pero no nos alcanza para todos. Todo el año nos hemos manejado a través de mensajes o videollamadas de WhatsApp”. 

En esa línea, Desch resaltó que “muchos chicos tienen un único teléfono y si esa mamá tiene que salir a trabajar y necesita llevárselo, no pueden usarlo”. Remarcó que, en consecuencia, “es muy difícil” y aclaró: “No reniego de las tecnologías y aplicadas de la manera que corresponde vienen a servirnos de herramienta”. 

A modo concluyente, aclaró: “Nosotros respetamos normativas y si en este momento tenemos que transitar por estos siete días para que esto se aplaque, haremos un sacrificio porque es lo que corresponde. Nuestro trabajo es el de enseñar, es el de educar y llevar a las familias lo que los chicos tienen que aprender”. 

Así, Claudia Desch hizo extensivo un mensaje: “Yo sé que estamos cansados y hartos de la situación, pero tenemos que poder hacer, desde todos los sectores, un sacrificio para que esto se pueda revertir”.