07/12/2018EDUCACION

Con el suarense Daniel Vega como Rector, la Universidad Nacional del Sur apuntará a la excelencia en calidad educativa y a la inclusión.

Asumirá en su cargo durante el próximo mes de febrero.

El Doctor en Física Daniel Vega es el nuevo Rector de la Universidad Nacional del Sur, cargo que asumirá el próximo mes de febrero y mantendrá hasta el año 2023. Suarense, egresado de la Primaria N° 7 y la Secundaria Técnica, Vega fue consultado por La Nueva Radio Suárez en la mañana del jueves y en la entrevista comenzó señalando: "si miro para atrás siento una enorme emoción y veo un gran compromiso por llevar adelante esta tarea con la mayor responsabilidad posible".

"Todo esto es un trayecto de muchos años. El reconocimiento es para la Primaria N° 7 y para la Escuela Técnica, que son las que me dieron mis primeros años de estudio".

Al referirse al cargo de Rector, explica que "las actuales autoridades hace 24 años que vienen gobernando la Universidad, con lo cual había un lógico proceso de desgaste, pero simultáneamente esos años le habían dado determinadas posibilidades que le permitían mantenerse en el cargo. Fue a través de la coalición de dos grandes listas que se logra llegar al rectorado luego de 24 años".

"Las elecciones fueron raras. Antes de la votación teníamos de palabra los votos para ganar (la mitad más uno), pero en la primera votación terminamos empatados. Ellos habían cambiado la voluntad de algunos votantes mediante presiones, pero en la segunda elección pudimos ratificar lo que estaba acordado de antemano, sin embargo, al saberse perdedores, el oficialismo actual salió a embarrar un poco la cancha, pero no pasará a mayores y todo esto se calmará".

Al plantearse los objetivos de gestión, Daniel Vega marca que "lo fundamental es trabajar sobre la excelencia en calidad educativa. Es fundamental que la Universidad Nacional del Sur cobre más jerarquía a nivel nacional e internacional".

"Por otro lado, queremos una universidad mucho más inclusiva en todos sus aspectos y atacar una problemática de seguridad e higiene que tenemos en varias de nuestras unidades académicas, dado que la UNS tiene instituciones educativas desde jardín de infantes hasta el nivel superior y carreras de grado".

Profundizando en el concepto de universidad inclusiva, Vega ejemplificó con su propia historia de formación académica.

"Pude terminar mis estudios universitarios gracias a una beca de la Sociedad Rural de Coronel Suárez. Vine a estudiar a Bahía Blanca en plena crisis económica del Alfonsinismo. Eran momentos muy complejos, pero gracias a la beca de la Sociedad Rural y a las residencias estudiantiles de la Universidad Nacional del Sur mis compañeros de la promoción 1985 de la Escuela Técnica pudimos terminar nuestros estudios universitarios".

En este sentido recordó el apoyo de la universidad para con sus compañeros y amigos: el Ingeniero Electrónico Javier Saffora, al Ingeniero Civil José María Goyeneche y al Ingeniero Industrial Juan Carlos Blanco.

"Como Rector, y con esta experiencia personal, uno debe hacer todo el esfuerzo posible para garantizar que cualquier chico que quiera tener una formación universitaria tenga la posibilidad de tenerla".

En cuanto al año académico, consideró que "sabemos que el contexto y el panorama no es sencillo. Aún no hemos podido ver los números actuales de la UNS y desconocemos cómo está financieramente la universidad, pero lo que tenemos en claro es que queremos una apertura que apunte a interrelacionarse con mayor cantidad de empresas y programas de cooperación internacional".

"La Universidad Nacional del Sur no puede estar ajeno al impacto que tendrá sobre la sociedad el desarrollo de Vaca Muerda en los próximos 20 años, con lo cual es muy importante recobrar la relevancia que supo tener nuestra universidad en todo el sur argentino".

Consultado sobre el nivel de conocimientos con el que ingresan los nuevos estudiantes universitarios recién egresados del nivel secundario, remarcó que "llegan con inconvenientes, esa es la realidad. Los estudiantes secundarios llegan con una formación que les dificulta muchísimo el acceso a los estudios universitarios, pero por otro lado la universidad plantea sus propios problemas porque los alumnos permanecen en las carreras mucho más tiempo de lo que duraría un programa de estudio regular, lo que nos marca un desafío para trabajar".

Analizando la Argentina desde la ciencia y tecnología hoy, el Dr. Vega afirma que "hoy en día está todo muy complicado".

"Con la última devaluación hacer ciencia en la Argentina está costando muchísimo, porque casi todos nuestros insumos están dolarizados y nuestros presupuestos están congelados y en pesos".

"Durante los últimos años se ha complejizado mucho la situación, por lo que es necesario trabajar para vincular a la universidad con otros actores gubernamentales y del sector privado".

Sobre la oferta académica a futuro planteó la necesidad de "analizar las políticas de Estado necesarias tendientes a avanzar en las necesidades del país. La realidad es que hoy en día la mayor parte de los alumnos se centra en las carreras tradicionales. Debemos generar una universidad más moderna y atenta, conforme a la demanda y a la evolución de la sociedad de las últimas más décadas".