13/10/2022ECONOMIA

Panaderos alertan que el kilo de pan se podría ir a $500 si no se regulariza la situación de un fideicomiso

Fuentes del sector indicaron que cada vez es más difícil conseguir la bolsa de 25 kg subsidiada por el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA)

Panaderos de la provincia de Buenos Aires alertaron por nuevos aumentos en el precio del pan. En diálogo con LA NACION, fuentes del sector dijeron que el kilo, que actualmente ronda entre $340 y $400, podría irse a $500. Además, manifestaron su preocupación porque aseguran que el Gobierno no los recibe y que cada vez es más difícil hacerse de la bolsa de harina de 25 kg subsidiada por el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA) debido a “los atrasos que hay en los pagos de la compensación a los molinos” y al aumento del precio del trigo. Además, hoy el Gobierno publicó en el Boletín Oficial una actualización de los valores de referencia de los principales productos de molinería en el marco del FETA. En todos los casos se trata de incrementos de casi un 4%.

“Las ventas de harinas de los molinos a las panaderías no son las normales o en algunos casos directamente están suspendidas porque el trigo aumentó muchísimo y muchos molinos no están adheridos al fideicomiso, y los que si lo están, como el Gobierno se atrasa en el pago, no les sirven porque el índice de inflación es tan grande que siempre terminan cobrando menos. Por eso se nos hace muy difícil conseguir la bolsa”, alertó Raúl Santoandré, presidente de la Federación Industrial Panaderil de la Provincia de Buenos Aires (Fippba) a este medio.

En este contexto, indicó que la gran preocupación de Fidba es lo que pueda ocurrir si no hay una instancia de negociación. “Estamos en meses previos a las fiestas, por eso sería importante tener una instancia de diálogo para poder llevar el pan dulce para la mesa de todos los argentinos, pero desde el Gobierno parece que no les interesa porque el secretario de Comercio [Matías Tombolini] nos ignora”, apuntó.

A finales de agosto, Tombolini enfrentó duras críticas de este sector luego de que trascendiera la intención del Gobierno de modificar el FETA, para que la compensación a la harina llegue directamente a los comercios, en lugar de a los molinos. Algo que consideraron “inviable”.

En tanto, en la industria molinera habían expresado a este medio que esperaban que la redirección se concrete, porque sostienen que el sistema “no es efectivo” y “son pocos molinos” los que participan. En rigor, hasta el momento son unas 20 empresas las que participan con el 45,4% del total de la molienda.

Vale recordar que el fideicomiso se dispuso mediante el decreto 132/2022 del 19 de marzo pasado, fue impulsado por el entonces secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, con la suba de las retenciones a la harina y el aceite de soja, del 31 al 33%. Se pensó para recaudar unos US$400 millones para subsidiar la harina que llega a las panaderías.

En tanto, hoy a través de la resolución 29/2022 publicada hoy, la Secretaría de Comercio fijó nuevos precios de referencia sin impuestos de la harina a la salida del molino que rondan entre el 3,88% y el 3,94%.

De esta manera, los valores que regirán desde hoy para las bolsas de 25 kilogramos quedaron en $ 1472 para la harina 000 y en $ 1767 para el tipo 0000; en tanto que para la harina tapera y semolín se fijó en $ 1914.

En el caso de la tonelada, se estableció en $ 57.776 para la harina 000 y en $ 69.355 para la 0000; y para tapera y semolín $ 75.124 Los precios son sin impuestos, a la salida del molino, sin costos de entrega, y a ellos se les debe incorporar los siguientes costos logísticos por región: ciudad y provincia de Buenos Aires, 3,50%; Centro, Cuyo y Litoral, 5,50%; NEA y NOA, 7% y Patagonia, 10,5%.

El dirigente de Fippba, por otro lado, manifestó su preocupación por una posible caída de la oferta de trigo del año que viene. “Nosotros lo que queremos es trabajar con la Secretaria de Comercio y las autoridades porque por la sequía vemos que el 2023 va a estar muy complicado. Cayó mucho la siembra y sin duda la cosecha va a ser mucho menor”.

En tanto, el presidente del Centro de Panaderos de Avellaneda 27 de Abril, Gastón Mora, sostuvo que “la situación es más que alarmante” e indicó que ante la falta de harina, “se preparan para movilizarse la próxima semana a la Secretaría de Comercio en busca de respuestas”.

“Es intolerable la situación en un país productor de trigo, estamos a dos meses de las fiestas navideñas y en vez de llevarle soluciones a la gente lo único que están haciendo desde la Secretaría de Comercio es generar más angustia y preocupación por la ola de aumentos desmedidos que estamos viviendo”, dijo.

Fuente La Nacion