22/07/2020CULTURA

Una huanguelenense quedó seleccionada para la final mundial del Certamen de Escritura.

Se trata de Silvia González, docente, jubilada, del área de Inicial. Sus últimos años fue Inspectora de este nivel educativo para el Distrito de Coronel Suárez.

La maravillosa posibilidad que brindan los entornos virtuales, que logra escapar a la limitación geográfica, ha hecho posible –en estos tiempos de pandemia, además- la participación de muchas personas en esta propuesta de Certamen Mundial de Escritura.

“Celo profesional” es el cuento corto con el que resultó seleccionada para la final mundial.

En diálogo con La Nueva Radio Suárez, Silvia González contó del proceso intenso, de 14 días de escritura.

“Una vez jubilada, luego del año 2014, me puse a escribir, algo que tenía por completo dejado a un costadito y que retomé cuando me jubilé. Participé en este mundial por equipos, los anotados, en todo el mundo, son unos 5.400, creo. Tenías que anotarte por equipos, los cuales tenían que tener un mínimo de diez personas. Yo participé con un grupo, en el cual estoy desde hace muchos años. Taller Repentista, un grupo liderado por Inés Cortón. Todos los días escribimos un texto, pequeño, con tres consignas que Inés da. Con un grupo de 12, de ese taller, nos inscribimos en este mundial”.

El certamen fue organizado por Santiago Llach, escritor argentino. Durante 14 días, a las 6 de la mañana, en el link acordado para este certamen, aparecían las consignas para el día. 

“La consigna la daban escritores de diferentes lugares del mundo. Teníamos 24 horas para escribir un texto literario de no menos de 3.000 caracteres”. 

La escritura era individual. “Éramos 12 y escribimos durante 14 días. De nuestros grupos salieron 168 textos literarios –cuenta Silvia-, en el link podíamos ver los textos de nuestros compañeros de equipo, no del resto de los equipos. Con la cantidad de inscriptos, y más o menos la cantidad de participantes que tenía cada grupo, calculamos unos 500 grupos. Quedé asombrada de la calidad de los textos de mis compañeros. Maravillosos”, dice Silvia, con toda generosidad.

Luego la votación se llevó a cabo por grupo, entre los participantes de cada equipo. De manera que sus compañeros eligieron el cuento corto “Celo profesional”, de Silvia González, para que los represente en la final mundial. 

Ahora todos a la expectativa, esperando el resultado de este certamen de escritura. 

Y para Inés Cortón, con su conocido Taller Repentista, el mérito de promover el ejercicio diario de la escritura, desde hace por lo menos unos ocho años. 

Todos los que participaron en el equipo que integró Silvia González son, como se llaman a sí mismos, repentistas. Los que cada día, inspirados en una biografía de escritor o escritora, y en tres títulos de sus obras que Inés propone, ponen en movimiento la creatividad y la imaginación. 

Ese ejercicio diario anima, fortalece, pule, hace crecer. Sin duda ha sido un puente para la participación en este Certamen Mundial de Escritura.