21/11/2020CULTURA

“La música es un camino de ida, nunca se termina de aprender”

Entrevista al maestro Ángel Schamberger

Todo lo que tenga que ver con la música lo tiene a Ángel Schamberger como maestro y también como aprendiz. Porque es incansable en la búsqueda de nuevos conocimientos, y como él mismo dice, “nunca se termina de aprender. Es un camino de ida, como decimos muchas veces con los colegas y los amigos”. 

Siempre está haciendo cursos, capacitaciones y demás. “Y, en estos momentos, estoy como alumno universitario nuevamente”. Está haciendo una licenciatura, relacionada con música, en la Universidad del Litoral, según nos contó en el marco de una entrevista. 

“Siempre hay cosas para aprender, siempre surge nueva música. También la tecnología se cruza con la música desde hace mucho tiempo y hace que no deje de evolucionar. Si bien seguimos tocando y disfrutando de música que tiene cientos de años, muy antigua, y de modos de hacer música, como los primeros tiempos de la humanidad, pero también sigue avanzando”. 

Y este año fue un ejemplo claro de la tecnología y la música.  

“Hace un tiempo atrás escuchaba al Profesor Lodos, que se refería a la percusión, que se remite a los primeros tiempos, a los primeros instrumentos de la humanidad. Pero también está cumpliendo años el Coro de Mayores, y la música vocal o el canto es una de las primeras expresiones humanas también. Seguimos con esto, que son de los primeros instrumentos que usó el hombre, o la expresión vocal, que fue desde donde arranca la cosa. Y hoy en día tenemos sobradas muestras que, a pesar de estar separados, de no poder juntarnos, de un montón de cosas que no podemos hacer, por esta pandemia, la tecnología vino y nos dio la oportunidad de seguir sonando, a la distancia, desde casa, seguir cuidándonos y haciendo música, de algún modo, juntos. En este contexto la tecnología vino a dar una mano también para la música”. 

Dice el Profesor Ángel Schamberger que “alguna música, seguramente, te genera algo. Un recuerdo, una sensación. Y ni hablar los que estamos enamorados de esto y la vivimos intensamente. Genera muchas cosas”. 

Nunca es tarde para la música, y lo explica un apasionado de la música, “desde cuestiones muy concretas”, aclara. “Desde experiencias personales, no de cosas que me han contado. Lo tenemos a Albino como profe, pero también tenemos a una Lidia, gente que se ha jubilado y que empieza a hacer música, porque siempre tuvo esa deuda y encuentra este momento. El principal impedimento es el dudar de sí mismo. Dudar si va a poder. Y claro que ¡se puede! Insisto: la música es un mundo enorme. No sé si empezas a estudiar a los 60 años, si vas a hacer una carrera como concertista de piano, no o sí, no lo sé. Probablemente si empezas a estudiar a los 10, 12, 15 años puedas proyectar una carrera de otro modo. Pero el hecho de hacer música, disfrutarla, no hay un límite de edad. Estoy convencido que es así. Me junto con Albino Lang, cada vez que puedo, a tocar, este año se nos ha complicado mucho, pero seguimos. Este año pudimos armar una serie de videos. Y cada vez que nos reunimos disfrutamos. Como Blanca Long, quien es amiga personal y con quien compartimos también esta pasión por la música. No tiene que ver con la edad, no juega la edad, cuando nos disponemos a hacer música”.