14/07/2020COMERCIO

Tienda de Chocolates Baum, de Javier Graff.

“Nos ha sorprendido la gran demanda, más que lo que pensábamos, estamos muy felices, con mucha alegría”.

Hace unos pocos días que la Tienda de Chocolates Baum abrió sus puertas. Su propietario, Javier Graff, indica que “fue un éxito. Siempre hay gente. Durante el horario de apertura hay gente adentro y gente afuera, esperando. Hay muy buenas repercusiones en los comentarios de la gente. Ha caído muy bien. En un momento desanimado de la generalidad, estamos muy bien, muy conformes y agradecidos”.

Como no, si hace tanto frío, por lo que nada mejor que animarse con un rico chocolate: “es como un muy buen energético, es un buen antidepresivo”, dice Javier Graff. 

Agrega que “la chocolatería está andando muy bien, por lo que estamos extremadamente agradecidos y conformes”.

La atención es de lunes a sábado, en el horario de 9 a 15 horas, de corrido. “Estamos tratando de ver la alternativa de cortar el horario, para satisfacer a la gente que viene más tarde. Vienen varios y encuentran la chocolatería cerrada”.

En cuanto a las preferencias de la gente, dice que no lo sorprende: “es bastante dispar la cosa. Todos los productos que tenemos se venden por igual. Hay un alto índice de gente que se vuelca al chocolate en rama, le llama mucho la atención. Que es uno de los chocolates más simples, más genuinos, porque no tiene nada. Es el chocolate trabajado que genera esto. Siempre, en todas las cajitas, va alguna ramita, de algún color”.

En cuanto a cómo están preparados los chocolates, si lo están para más porcentaje de chocolate o cacao puro, explica que no, al contrario: “por el momento venimos con más porcentaje de gente que prefiere el chocolate con leche y el blanco. Va asociado –explica Javier Graff- a lo que uno está más acostumbrado a consumir de chico”.

En la Tienda de Chocolates Baum se encuentra de todo, y para todos los gustos, “desde chocolates que tienen un 100% de cacao y 0% de azúcar. Que es más bien para el diabético, y para aquel que quiera comer un chocolate sin azúcar. Es totalmente amargo”, explica Javier Graff. 

“Un 70% de chocolate, combinado con alguna otra cosa, como menta o cereza, lo hace menos amargo y más adaptable a lo que estamos acostumbrados”.

También se puede encontrar chocolate con pimienta, con nuez moscada. Siempre se asocia el chocolate a lo dulce, pero es una novedad degustarlo con condimentos que se utilizan en platos salados: “es con chocolate semiamargo, al 70%, con pimienta negra. Y es una experiencia distinta, y es muy bueno probarlo”.

Con mucho trabajo, con permanente presencia de gente, en un lugar muy agradable, muy bien puesto, con una estética que remite a locales de grandes ciudades, Tienda de Chocolates Baum es toda una novedad en la ciudad, para ingresar a un festival de sabores de la mano de algo bien americano, tan rico, estimulante, energético y que cambia el humor: el chocolate.