31/08/2019COMERCIO

Pastas Vittorio, siempre a la vanguardia de la cocina mediterránea.

Hoy sábado nuevo evento de degustación de platos trufados. Horacio Micolis viene de hacer una experiencia increíble en Italia, en cosecha de trufas y elaboración de platos con el “diamante negro”.

En el país de sus antepasados Horacio Micolis, propietario y gran creador en nuestra ciudad de Pastas Vittorio, acaba de hacer una experiencia gastronómica increíble.

“El antecedente de los pueblos allá en Italia, entre ellos el pueblo de mis antepasados, de mi abuelo, donde hace unos años hicimos la experiencia de cocinar en la plaza, con la familia. Y ahora tuvimos la oportunidad de viajar nuevamente y estar en esta experiencia de cacería de trufas. A eso nos estamos volcando y tratando de especializarnos”.

Explica que la cacería de trufas consiste en que “el truficultor nos invitó a las 7 de la mañana, horario de verano en Italia, a penetrar en los bosques naturales donde se encuentran las trufas, acompañados de los perros truferos. Fue una muy buena experiencia, salir a hacer esta cosecha”.

Aprendió sobre la tierra, los diferentes tipos de árboles que permiten muy buenas producciones de trufas.

“Fue una experiencia muy buena. Son las trufas de verano, allá en Italia, con sabor un poco más suave. Y la experiencia que se pudo aportar en la parte gastronómica, que consistió en ir a un restaurant y trabajar con un chef durante el día, preparando platos de trufas”.

Cuenta el propietario de Pastas Vittorio que aprendió mucho “sobre la variedad con que se puede complementar la trufa. La variedad en la economía es tan amplia, y hoy por hoy está muy compenetrada la trufa en variedad de alimentos. Se la encuentra en las pastas, los quesos, o diferente materia grasa, donde la trufa se conjuga para dar un muy buen sabor”.

Este sábado un nuevo evento de degustación, que tanto éxito han tenido en las dos ediciones anteriores.

Al respecto, Horacio Micolis dice que “a pedido de la gente, porque han sido muy buenas experiencias. Apostamos y queremos seguir haciéndolo, porque hay mucho interés, cada vez más en las trufas en Argentina. Además, porque está dando muy buenos resultados en su cultivo aquí”.

Los platos trufados que se ofrecerán son sorpresa.

“El segundo plato es una pasta; el primero, ahí estamos definiendo. Y el postre, que todavía no es trufado. En Italia los he probado, como complemento de lo dulce, y también queda muy bien. No se van a arrepentir”.

El que concurra sentirá el placer de una experiencia en la que se involucran todos los sentidos.

Por reservas en la fábrica de pastas de Las Heras 1343 o bien al teléfono 432424.