11/10/2019CIUDAD

Maximiliano Suppes, suarense estudiante de Ingeniería en Informática en la UBA y socio de Erix, empresa productora de software.

“Exportar desde una cooperativa de software”. Fundada en 2011, Eryx es una firma organizada de forma horizontal que este año espera facturar $24 millones.

Corría 2007 cuando el destino hizo que Luciano Leveroni y Agustín Mosteiro se cruzaran en la carrera de Ciencias de la Computación, en la UBA.

En 2010 empezaron a trabajar juntos como desarrolladores de software, hasta que, tras unos primeros meses, decidieron dedicarse de lleno al propósito. Así nació en 2011 Eryx, una cooperativa de software organizada de forma horizontal donde todos sus integrantes poseen el mismo peso de voto en la toma de decisiones y los sueldos se definen de modo equitativo, al igual que las ganancias.

"Lo mejor era manejarse de modo transparente, con los números abiertos y tomando las decisiones bajo consenso grupal", argumenta Mosteiro. La firma, con 20 socios, facturó $14 millones en 2018 y espera cerrar el año con una facturación de $24.000.000.

Entre los desafíos sobresalió el de hacer conocer el emprendimiento, conseguir los primeros clientes e ir construyendo un portfolio dado que sus hacedores empezaron de abajo, sin ningún tipo de contacto ni inversión inicial.

"Cometimos muchos errores que nos ayudaron a conocer cuestiones básicas de nuestro negocio, cómo definir qué servicio íbamos a brindar, qué diferencial pretendíamos aportar, qué precio debíamos cobrar, cómo presupuestar nuevos proyectos", confiesa Maximiliano Suppes, actual socio de la empresa.

Si bien esta forma de organización les trajo beneficios, también tuvo sus retos. El más importante fue cómo manejar la toma de decisiones, ya que se determinan por consenso entre los miembros. Para tomar las medidas dividen las tareas internas en áreas (Ventas, Administración, Marketing, Talento, Infraestructura). Cada decisión que se encuentre dentro del alcance de un área la toman entre los miembros parte de ella.

Para las medidas importantes de nivel más estratégico utilizan un mecanismo de propuestas mediante una plataforma online donde todos los socios pueden votar. Así, la propuesta se aprueba y ejecuta solo si hay consenso.

El otro escollo que tuvieron que sortear fue el de cómo implementar la incorporación de más personal. Cada persona que entra se suma en carácter de socio. Por eso es clave que la persona sea compatible con el grupo. Todo esto no funcionaría si la comunicación no fuera efectiva.

Para ello, implementaron un sistema mediante el cual los miembros de cada área informan el estado de situación al resto de los socios. En todo momento cualquier socio puede acceder a reportes actualizados.

Otro aspecto es la distribución de las ganancias entre sus miembros, tanto a nivel mensual como al cierre del año contable. "Los retiros mensuales de cada uno surgen de un mecanismo donde se remunera al socio a partir de todo su aporte, tanto a nivel técnico como cooperativo.

Esto es votado por todos. Cuatrimestralmente tenemos una reunión donde revisamos las ganancias mensuales de todos y evaluamos posibles aumentos de acuerdo al crecimiento personal", resume Federico Pousa, también socio.

Eryx desarrolla soluciones tecnológicas a medida para rubros como el inmobiliario, fintech y hotelería, hasta marketing digital. Además de poseer clientes en la Argentina, también los tienen en diversas partes del mundo como EE.UU., Canadá, Chile, Líbano, Reino Unido y Colombia.

Fuente: El Cronista.