12/10/2019CIUDAD

La firma Sáenz Valiente, Bullrich y Cía. a cargo del remate en la Exposición Rural de Coronel Suárez.

Entrevista a Horacio Durañona, su representante en Coronel Suárez.

Por primera vez esta prestigiosa firma consignataria de hacienda estará a cargo del remate de los animales expuestos en la Exposición Rural que se viene el próximo lunes.

“Es un remate muy esperado. La Muestra de Coronel Suárez tiene como su propio nicho. Más que nada porque hay hacienda de muy buen nivel, incluso está considerada dentro de las cuatro mejores de la provincia de Buenos Aires, lo que no es menor. Y en el sudoeste está la Exposición de Bordeu, en Bahía Blanca, y la de Coronel Suárez, muy cerca en cuanto a calidad y al marco que la misma tiene”.

Esto lo dijo en un comienzo de entrevista Horacio Durañona, el representante local de la firma.

Explicó que Sáenz Valiente, Bullrich y Cía. fue elegida por la Sociedad Rural de Coronel Suárez para la venta de los animales expuestos: “se dieron las condiciones y a partir de ahora estaremos a cargo de las ventas”, indicó.

Sobre las expectativas que hay para la Exposición de este año manifestó que “el remate tiene sus pros y sus contras. La Expo de Coronel Suárez es un poco tarde para la época en que los toros se ponen a servicio. Lo que se ven en la muestra local son reproductores machos, la gran mayoría. Los productores lo que hacen es prever, anticiparse, y las compras empiezan en julio, agosto y septiembre, porque buscan oportunidades, plazos más largos, porque van a buscar directamente a algún campo. Eso sería lo no favorable. Pero tiene muy favorable esta exposición el plazo. Como se vende a 90 días, a pesar de todas las crisis que podemos estar pasando en estos momentos, el vencimiento cae después de la cosecha de trigo. Y eso es muy importante para todo el sudoeste, que se tenga una cuenta a vencer después de la cosecha. Y aparte una facturación 2019 con vencimiento 2020”.

En relación a la calidad indicó que “a la Exposición Rural de Coronel Suárez ya todo el mundo sabe lo que viene a buscar y encuentra. Porque hay calidad y valores razonables”.

Y en cuanto a los precios esperables y lo que se ha visto en otras exposiciones rurales que ya pasaron, como Palermo o la de Bahía Blanca, comentó Durañona que “la crisis financiera que tuvimos hace un mes y medio atrás generó una especie de quiebre. Veníamos muy bien. Tanto Palermo, como los primeros remates de cabañas, venían con valores muy buenos. Ayer anunció el gobierno que se abrieron cinco frigoríficos más, aptos para venderle a Estados Unidos, que era una plaza totalmente cerrada, y ya tenemos más de 20. Eso genera expectativas y ganas de hacer negocios. Después de la crisis financiera la tónica cambió un poco. Hoy estamos pagando un toro incluso por arriba del promedio histórico. Normalmente un toro para reproductor, en una exposición o en una cabaña, se pagaba entre 1.000 o 1.200 kilos de carne. Y hoy estamos en 1.500 o algo más, dependiendo de las condiciones del remate”.

Igual afecta bastante en estos momentos “la falta de lluvia, que nos está pegando muy duro. La agricultura lo está sintiendo, pero la ganadería está resentida. No hay que olvidar también que, si se va a pagar con la futura cosecha, y la cosecha está en juego, o está en duda, afectada, la gente toma un poco de recaudo. Igual, vamos a ponerle fichas que esto va a salir muy bien. Hay muy buena hacienda. Estoy hablando con un montón de gente que viene a comprar porque necesitan. Estimo que va a andar muy bien”.