27/06/2020CIUDAD

Javier Roth agradece a los Bomberos y a la Patrulla Rural.

Su establecimiento agropecuario sufrió las consecuencias de un incendio en la madrugada del viernes. Una de las viviendas de su campo, sobre la Ruta 76 a 50 kilómetros de la ciudad, se incendió parcialmente en la madrugada del viernes.

En el lugar estaban residiendo temporalmente cuatro trabajadores quienes desarrollaban tareas de alambrada. 

El comienzo del incendio fue por una estufa a leña, donde el fuego pasó de la chimenea al techo. Se quemó parcialmente la vivienda. Por lo que las pérdidas fueron materiales. Pero las personas están bien, más allá del susto del momento.

En diálogo telefónico con La Nueva Radio Suárez, Javier Roth comento que “el fuego fue en el establecimiento que está cerquita de San Eloy, para el lado de Sierra de la Ventana. Había cuatro alambradores que nos estaban haciendo una medianera, con el campo de Hernán Neyra, de El Relincho. Utilizaban una casa, que estaba cerquita de la casa principal, para dormir, calefaccionar, cocinar y demás. Lamentablemente agarró fuego la estufa hogar con la que se calefaccionaban. Se empezó a prender el techo. Como a las 2 de la mañana, a través de un wifi que hay en el campo, uno de los trabajadores alertó a mi cuñado, quien me llamó a mí. Inmediatamente llamé a los Bomberos y salí para el campo”.

La distancia, algo más de 50 kms., se hizo eterna hasta llegar al lugar y ver que todos estaban bien.

“Ya estaba la Patrulla Rural ayudando a sacar algunas cosas que se podían rescatar y tratando de apagar el fuego. Inmediatamente llega la primera autobomba, del cuerpo de Bomberos de Coronel Suárez, y al ratito la segunda. Sofocaron inmediatamente el incendio. Gracias a Dios, más allá de los daños materiales que puede haber, la gente estaba bien, que es lo más importante”.

Roth agradece la labor de los Bomberos y de la Patrulla Rural. 

“Quiero destacar el profesionalismo de nuestros Bomberos. Ellos llegaron detrás de mí. Los llamé a eso de las 2 de la mañana, salí inmediatamente para allá y no terminé de llegar yo al campo que ya estaba la Patrulla Rural en el lugar ayudando, y al ratito llegó el primer móvil de los Bomberos, que es una camioneta rápida, con poco caudal de agua, para empezar a sofocar el incendio. Al momento llegó la segunda y se pudo controlar todo enseguida. La verdad que cuando uno ve trabajar a los Bomberos, ad honorem, voluntarios, con la profesionalidad que lo hacen, dejando su familia; cuando a uno le tocan estas situaciones valora muchísimo más de lo que uno ya valora a nuestros Bomberos”.