09/03/2019CIUDAD

Ingeniera en Sistemas Lucila Lang.

“No hay que bajar los brazos, hay que seguir”.

Es una joven suarense que se recibió en el año 2017 como Ingeniera en Sistemas, a través de la Universidad Nacional del Sur.

El año pasado Lucila estuvo viviendo en Polonia, desarrollando una experiencia de capacitación y aprendizajes, becada por la universidad, donde comprobó que las enseñanzas que había recibido en su carrera estaban al mismo nivel que los adelantos en el mundo.

Como tesis final de su carrera ideó una aplicación denominada “¿Qué hay en tu billetera?”, que permite, con el celular, identificar los billetes y tarjetas de crédito. La aplicación está destinada para las personas no videntes, para que puedan identificar el contenido de su billetera y controlar el vuelto que le dan en una transacción comercial, cualquiera sea.

Esta misma aplicación el año pasado fue presentada a un concurso del Consejo Argentino de Ingeniería, que premia proyectos innovadores, obteniendo el segundo premio y la felicitación del jurado.

“La aplicación está pensada para personas no videntes. Cuando estaba terminando la carrera detecté que había una problemática en nuestro país que no estaba resuelta, que era la de poder reconocer billetes para personas con discapacidad visual. Para ellos es una tarea que les dificulta mucho el día a día, por eso decidí como proyecto final de la carrera desarrollar una aplicación que pueda solucionar esta problemática.

A través de la aplicación ellos pueden escanear los billetes argentinos en circulación, a través de la cámara del celular. Una voz les dice la denominación del billete, para que ellos puedan saber qué denominación tienen en mano”, dijo Lucila Lang, entrevistada por La Nueva Radio Suárez.

Este fue un proyecto final de carrera, con todo lo que ello conlleva. “Estuve tres o cuatro meses desarrollándola. No solamente era el diseño de la aplicación, sino que como todo proyecto final requiere un marco teórico. Esto estaba acompañado con el trabajo práctico”.

Sobre la recepción que tiene la aplicación, Lucila Lang contó que tuvo muy buena recepción en el cuerpo académico, “es una gran noticia cuando los estudiantes desarrollamos proyectos que contribuyan a solucionar problemáticas en la sociedad. Por eso mi director de proyecto –Martín Larrea- siempre me acompañó, como también la universidad. Me ayudaron con el desarrollo de la tesis, para que las personas no videntes puedan acceder a ella, que se conozca y la puedan usar”.

La aplicación se baja de manera gratuita: “está en Play Store, cualquier persona que tenga un celular Smartphone con Android la puede usar. No tiene requerimientos en cuanto al dispositivo muy altos. Con un celular con Android y cámara la aplicación funciona. Es gratis, no requiere conexión a internet, no conexión a datos. Una vez que la persona la descarga la puede usar en cualquier lugar, sin inconvenientes”.

Es para cualquier billete argentino que está en circulación. Como desde que se lanzó hasta ahora “hubo algunos cambios en los billetes en circulación, la tuve que actualizar. Ya no reconoce los billetes de $2, porque no están más en circulación, y tiene incorporados los nuevos billetes de $20, $50, $100 y el de $1.000”. Además, reconoce “tarjetas de débito, de crédito y algunas credenciales, para que puedan saber a qué entidad pertenecen”.

¿Qué dicen los usuarios?: “según las estadísticas de Play Store la aplicación tiene unas 1.600 descargas actualmente. He obtenido a través de los usuarios una puntuación de 4,7, sobre un total de 5. He recibido también a través de redes sociales y del mail mensajes muy positivos, que me ponen muy contenta”.

Sobre sus proyectos a futuro dice que “en relación a la aplicación, siempre la idea es mantenerla actualizada, para que pueda seguir siendo usada, con las características que tiene. Me gustaría en un futuro incorporarle alguna otra funcionalidad, pero eso requiere tiempo de desarrollo”.

Sobre su experiencia en Polonia dijo que fue “muy linda, enriquecedora desde todo punto de vista. Cuando me fui era mi primera experiencia laboral, así que estaba con todas las expectativas. Me sorprendí mucho al ver que en lo que es tecnología no había diferencias entre lo que yo había aprendido en la universidad y las tecnologías que usaba en empresas, en Polonia. Fui a trabajar a una empresa que hacía desarrollo web, desarrollé algunos proyectos en Android y me dio mucha confianza porque me sentí muy preparada por la universidad. Ver que todo lo aprendido se puede utilizar y tiene aplicación en la vida laboral. Me enorgullece mucho que una universidad argentina esté al alcance de cualquier universidad en el mundo”.

Tiene apenas 25 años y se recibió cuando tenía 24 años. Actualmente trabaja en una empresa de software en Bahía Blanca. Es una multinacional que tiene oficinas en esa ciudad, Capital y otros lugares del mundo.

“Estoy haciendo carrera aquí y no descarto irme en un futuro a Capital, y ver qué otra cosa se puede hacer”.

En el final algunas palabras para los jóvenes que están desarrollando estudios o proyectan hacerlo: “no hay que bajar los brazos, hay que seguir. Quizá en el momento que uno está estudiando es mucho esfuerzo y por ahí no saben si vale la pena, dudan, dejan la carrera. En la UNS hay mucha carga horaria, consume mucho tiempo entre cursadas y tiempo de estudio. Pero no, vale la pena. Todo el esfuerzo que pusiste, los años de carrera, te capacitan para insertarte laboralmente. En mi área trabajo hay un montón y eso es muy positivo, porque uno puede elegir.

Todo el esfuerzo realizado realmente valió la pena”.