08/06/2021CIUDAD

Falleció un querido vecino de Coronel Suárez, Valerio Herr

El adiós a un hombre íntegro e intachable; ejemplar padre de familia.

Seguramente, que en cada nueva exposición rural por venir, será extraño no verlo, preparando el stand de su empresa, Diesel Valerio, con varios días de antelación.

Es que cada año, en el mes de octubre, era el primero en empezar a preparar el espacio que en el predio ruralista tenía asignada la firma que él mismo había creado.

En cada entrevista, relataba que al terminar la muestra, mientras iban desarmando el stand con la familia y los empleados de la firma, ya iba imaginando cómo lo armaría al año siguiente. Tanta dedicación, le valió muchas veces alzarse con el premio del jurado y siempre, con el reconocimiento de la gente. 

Valerio Herr fue un hombre trabajador en el más amplio sentido de la palabra. Para sí mismo, gestando su progreso y el de su entorno familiar. Trabajó, desde pequeño, donde aprendió el oficio de reparación de máquinas agrícolas. Le encantaba engrasar sus manos, reparando los fierros que laboraban en el campo. En esa tarea, fue maestro para quienes lo siguieron después en su propia empresa. Y hasta hace pocos años atrás, era común verlo con el mameluco, resolviendo alguna reparación. 

También fue un incansable constructor social de las colonias. Muchas de las instituciones de los pueblos alemanes, entre ellas las que surgieron en la naciente democracia, luego del ´83, lo tuvieron en sus comisiones directivas, participando activamente, buscando el progreso y el desarrollo de las colonias.  Presidió la Asociación Alemanes del Volga; también el Club Independiente de pueblo San José. Fue una de las voces del coro “Las Voces del Corazón”, que llevó la música alemana a diferentes escenarios de Coronel Suárez y de otros lugares, donde hicieron conocer la historia de las colonias alemanes del distrito. También trabajó para el Club Germano e integró la comisión que bregó por hacer realidad la capilla San Maximiliano Kolbe. 

Un extraordinario esposo y padre de familia, respetado y querido por sus hijos, nietos y amigos. 

En el año 2009, fue nombrado, merecidamente, como Ciudadano Destacado, distinción que recibió de manos del intendente Ricardo Moccero. 

Buen amigo además: era el promotor de una peña que cada semana reunía a mucha gente, alrededor de exquisitos platos alemanes o asados, para relatar historias y encontrarse en el marco de la camaradería gestada a lo largo de muchos años de trabajar juntos. 

Valerio Herr era un hombre de hablar tranquilo, de sonrisa amplia y de decires lógicos. Que reflexionaba sobre las cosas de la vida, en base a la experiencia acumulada a lo largo de muchos años. Contaba con la simpleza, sencillez, humildad de los hombres grandes de corazón, que dejan huella marcada, invitando a la continuidad de su obra comunitaria, para los que vienen luego y quieran seguir su camino. Porque su vida fue un buen ejemplo. 

Desde La Nueva Radio Suárez, el recuerdo para Valerio Herr, el reconocimiento a su ejemplo de trabajo y dedicación; y el acompañamiento a su familia, en este momento de gran dolor.