15/09/2020CIUDAD

El lunes fue el Día del Cartero. Héctor Opel, cartero por 35 años.

Disfrutando la jubilación desde hace un mes, después de 34 años de trabajo, recorriendo la calle en bicicleta, en la zona céntrica, llevando la correspondencia.

En diálogo con La Nueva Radio Suárez Héctor recordó sus tiempos de cartero.

“Hermoso, todo muy bien. Treinta años con el mismo reparto, en el centro de la ciudad. Siempre en bicicleta, que es lo más lindo”.

Dice que hay muchas anécdotas en tantos años de trabajo. “Caídas con la bicicleta, varias; algunas mordeduras con los perros. Si uno se sienta a hablar hay muchas anécdotas”.

Con 35 años de labor le tocó vivir una época donde se escribían muchas más cartas. 

“Había mucha comunicación con la correspondencia. Mucha carta entre amigos, familias. La gente se comunicaba de esta manera. Hoy en día se perdió todo eso. Para las fiestas había mucha comunicación con tarjetas. Nosotros, en diciembre, no podíamos salir de vacaciones, porque había que dar prioridad a las tarjetas para Navidad y Año Nuevo. Muchas tarjetas musicales se enviaban. Todos son lindos recuerdos”.

Y los telegramas, que anunciaban noticias urgentes, “había de todo, noticias buenas y malas, que llegaban por telegrama. Lo importante es tener buena comunicación con la gente. Uno era muy bien recibido, en ese sentido” expresó Héctor Opel. 

“Gracias a Dios siempre bien, con buena relación con la gente. El cambio se fue percibiendo. Año a año veíamos que la tecnología superaba a la comunicación por carta. Ahora el cartero reparte, sobre todo, facturas, resúmenes de bancos. Igual hay algunas cartas, pero no es el volumen de antes”.