30/12/2018PRODUCCION

La cosecha fina con las mejores perspectivas.

Se registra una falta de maquinarias para los laboreos de trilla.

Para conocer la marcha de la cosecha de granos finos consultamos a Sergio Gaitán, el encargado de la sección Cereales de la Cooperativa San Martín.

No estamos todavía en la plenitud de la cosecha, “está un poco demorada con respecto a otros años –indicó-, está avanzando lentamente. Empezamos obviamente con la cebada, un poquito más tarde comparado con otros años. Incluso los trigos también están un poquito atrasados”.

El inicio ha sido “con muy buenos resultados en cebada, muy buenos. Si bien la cebada es rendidora, el clima ha acompañado bien, y hoy podemos estar hablando de muchos cultivos que están en los 4 y 5 mil kilos, en cebada. Hoy por hoy, se está terminando la cosecha de cebada y hace unos días que estamos arrancando con algo de trigo. Los trigos también, con muy buenos resultados, incluso en zonas que no son de las mejores de Coronel Suárez, como se puede hablar de la zona de La Primavera, zona de Pasman. Ahí estamos escuchando lotes donde se han logrado 4 y 5 mil kilos de trigo por hectárea. En la zona de D´Orbigny, donde hay campos buenos y otros no tan buenos, también podemos hablar de 3.500 y 4.500 kilos de rinde”.

La cosecha no está a pleno entre otras cosas “porque se está viendo que no llegan cosechadoras, como otros años. Aparentemente hay dos motivos. Por un lado, la prohibición del tránsito de máquinas en ruta, ahora lo tienen que hacer en carretón. Si bien es difícil hacer un número, pensamos que debe haber un 70% de equipos de maquinarias que no tienen carretón, que se han movido siempre por la ruta. Y hoy, traer un equipo de maquinarias, tenes que hablar alrededor de los 100 mil pesos en flete. Entonces, el contratista dice que va, pero tiene que conseguir de entrada, 200, 300 hectáreas. También estarían atrasados los equipos, trillando en otras zonas, donde los rindes son muy buenos y están un poco atrasados los cultivos” indicó, refiriéndose a lugares como Carhué, algunas zonas de La Pampa, donde la cosecha esté en su plenitud en estos momentos.

La cuestión, que “en estos días ya había algunos lotes para levantar y la verdad que no ha sucedido antes de productores que llamen a la Cooperativa para ver si contábamos con teléfonos de contacto por máquinas, y la verdad, que ayer hubo tres o cuatro llamados en este sentido. Eso indica que la máquina no está y que el productor empieza a preguntar porque suelen los contratistas llamar o venir a la entidad, consultando si hay algún lote para hacer”.

Si bien, habitualmente, entre el 31 de diciembre y 1° de enero la cosecha solía estar a pleno, este año, todo indica que “va a estar a pleno hacia el 4, 5 ó 6 de enero”. Lo bueno, es que, en principio, “los rindes están muy bien. Hablamos de cebada forrajera, que en realidad no es forrajera, sino que se siembra cebada cervecera y después tratamos de comercializarla como forrajera si no dan los valores. La cebada está viniendo tan bien, que estamos mandando muestras a analizar, para ver si da los valores de cervecera, y entre enero, febrero, marzo, venderla como tal, porque hoy hay 25, 30 dólares de diferencia para la cebada cervecera”.

En cuanto a la calidad del trigo que se ha trillado hasta el momento, también es de buena calidad, dice Sergio Gaitán: “hoy estamos en un 50 % de trigo en buena calidad. A eso le llamo a los que tienen proteínas de 10,5 para arriba. Y el otro 50 %, por debajo de estos valores proteicos. Mejor que años anteriores. Por lo menos hasta acá. Esta lluvia de 30. 40, 50 mm, van a producir algún lavado, veremos qué es lo que pasa en los próximos lotes a cosechar. Pero bueno, la verdad es que en muchos lotes hace falta la lluvia. En la zona de las sierras no ha llovido prácticamente”.

En cuanto a los precios, “son buenos. Consideramos que si en plena cosecha de trigo, tenemos un trigo de 200 o 205 dólares, históricamente es bueno. El tipo de cambio ha acompañado en eso también. Nos faltaba tener un muy buen rinde, también lo estamos logrando, luego de un 2018, muy duro. El valor es bueno, para la fecha que estamos”.

¿Tiene posibilidad de mejorar?

“Yo creo que sí. Y creo que son muchas las posibilidades que el valor del trigo mejore. Hay muchos problemas en Rusia, no tiene casi saldo exportable. Australia casi no tiene saldo exportable tampoco. Así que las posibilidades son buenas. En Argentina, se está hablando de 18,5 o 19 millones de toneladas. 8 millones u 8.300.000 toneladas, estén vendidas. Seis millones de toneladas necesita la molinería para que los argentinos comamos pan todo el año. Necesitamos un millón seiscientas mil toneladas para volver a sembrar. Estás en quince millones de toneladas”.

¿El saldo exportable de cuánto es?

“Tres millones o tres millones y medio de toneladas. Eso hace que uno piense que el trigo tiene muchas posibilidades de suba. Es más, lo países que compraban a Rusia o Australia, que tienen problemas de saldo exportable, están mirando para acá. Brasil, necesita alrededor de 7 millones de toneladas de trigo. Uno piensa que, si Argentina tiene ya 8 millones de toneladas vendidas, Brasil se ha comprado casi todo. Se habla que solamente dos compró Brasil, y necesita 5 millones de toneladas más. Pero somos tan desprolijos los argentinos, en la comercialización en los últimos años, de trigo, hemos hecho tantas pavadas, que Brasil se ha visto obligado a comprar en otros lados. De esos 5 millones que necesita, no sé cuánto nos va a venir a comprar. En definitiva, el trigo tiene posibilidades. Veremos qué es lo que pasa en los próximos 30, 60 días con ese saldo exportable”.