24/12/2020POLICIAL

Provincia ordenó a la Policía Comunal implementar rigurosos controles durante la madrugada del 25 de diciembre

Se multiplicará la cantidad de efectivos en las calles durante la celebración de la Navidad. Se controlará la aglomeración de personas en casas, quintas y campos, dando intervención al Juzgado Federal en turno. Habrá diversos operativos de control de alcoholemia.

 

Siguiendo las directivas impartidas por el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires en relación a los operativos que se llevarán a cabo durante la madrugada del día 25 de diciembre, teniendo en cuenta posibles desmanes o aglomeración de jóvenes en las denominadas fiestas clandestinas, las cuales de acuerdo a las medidas sanitarias adoptadas para tratar de minimizar posibles contagios posteriores de Covid-19, la Policía Comunal del distrito de Coronel Suárez comunica a la población que en las próximas horas se procederá al recargo de personal para lograr la mayor presencia policial posible en las calles de las ciudades y localidades del distrito con el objetivo de desalentar tales situaciones. 

Asimismo, se llevarán a cabo operativos de control de alcoholemia con la finalidad de evitar que personas conduzcan bajos los efectos del alcohol, y que su accionar descuidado o imprudente termine en desenlaces fatales o lamentables. En este sentido, y en caso de constatarse transgresiones a la Ley Nacional de Tránsito, se procederá a retener el vehículo y la licencia de conducir del conductor, debiendo a concurrir al Juzgado de Faltas Municipal luego, en día hábil, para tramitar la restitución del rodado y el pago de la consecuente infracción.

En el caso de las reuniones sociales sin autorización, "fiestas clandestinas", se actuará conforme a las directivas que imparta al momento de la constatación de una reunión de este tipo el Juzgado Federal en turno de la ciudad de Bahía Blanca, siendo aplicable además la Ordenanza Municipal vigente para ese tipo de situaciones.

Se recomienda tratar de movilizarse en taxis o remises, o bien considerar la posibilidad de designar un conductor responsable que no tome bebidas alcohólicas, y se encuentre apto para manejar, teniendo en cuenta la autorización existente de reuniones de hasta 30 personas en domicilios privados donde seguramente habrá ingesta de bebidas alcohólicas.

Prudencia, conciencia y responsabilidad individual, es lo que se pide a la población en general. Cuidarse, y cuidar al otro. Respeto también por el personal policial que se encontrará de servicio, cumpliendo con su función pública.