22/03/2019POLICIAL

Nuevos allanamientos en Laprida: el concejal Javier Roth y su vecino Gregorio Díaz Torres reconocieron elementos robados en sus campos.

"Encontramos prácticamente una casa completa", señalaron fuentes judiciales.

Nuevos allanamientos se llevan a cabo este jueves en el corralón de materiales que fuera allanado el martes en Laprida en el que hallaron distintos elementos relacionados a hurtos en establecimientos rurales de toda la región cometidos en los últimos 4 meses.

Fuentes policiales confirmaron se encontraron más bienes que pertenecían a otros campos de la región. Por ese motivo, a los efectivos de Patrulla Rural que habían intervenido el martes, se sumaron este jueves efectivos de CPR de Coronel Suárez y Gonzáles Cháves.

El principal procedimiento que se lleva a cabo está ordenando por la Fiscalía Nº 9 del Departamento Judicial de Bahía Blanca. Tiene que ver con dos hurtos ocurridos en establecimientos de Coronel Suárez, en campos linderos, pero de distintos damnificados, sucedidos en noviembre pasado propiedad del concejal suarense Javier Roth y el pringlense Gregorio Díaz Torres.

De esa morada rural, en los procedimientos del jueves encontraron importante cantidad de mobiliario, entre sillones, sillas, heladeras y electrodomésticos varios. “Una casa completa” fue la descripción que dieron a este diario digital fuentes policiales.

También hallaron frazadas, alcolchados, elementos vajilla y herramientas de corte. Todos esos elementos habrían sido reconocidos por los damnificados, que participaron del operativo en Laprida.

De acuerdo a lo que informado, el actual allanamiento se dio luego de que varios damnificados dieran con las imágenes del procedimiento del martes. Allí pudieron divisar algunos elementos de sus pertenencias en las fotos. En ese marco efectivos pudieron obtener la orden actual para proceder con el allanamiento.

También trabaja en el lugar personal de Patrulla Rural de Gonzáles Cháves, Laprida, La Madrid y Pringles.

Hasta el momento, los bienes recuperados han ocupado la capacidad de carga de tres camionetas y aún se encuentran trabajando.

LA PISTA INICIAL DE LOS ESCLARECIMIENTOS, DESDE AZUL

Los procedimientos del martes fueron dispuestos por la justicia de Azul luego de que un puestero de un establecimiento rural llamado "La Base", ubicado a la altura del kilómetro 247 de la Ruta Nacional número 226 y propiedad de la firma comercial "Los Troncos del Sud", denunciara que en ese lugar se había registrado un robo.

En su presentación en sede policial, el empleado -llamado Oscar Héctor Faveiro- había relatado que el pasado 15 de marzo se retiró del campo cuando era alrededor de la hora 20 y que al día siguiente, al regresar en horas de la tarde, descubrió que autores desconocidos habían ingresado a la vivienda del establecimiento rural para cometer el ilícito convertido en materia de esta investigación penal.

En ese entonces, cuando el sábado pasado era alrededor de la hora 16.30 y volvió a ese campo donde trabaja como puestero, el trabajador rural observó que los tranquerones de alambre estaban abiertos y que había sido forzada la puerta de la vivienda de la estancia.

Una puerta de una de las habitaciones de ese inmueble que estaba destrozada y un gran desorden en el interior de la propiedad fueron síntomas de que en el lugar se había registrado un robo.

Cuchillas, un televisor del tipo LED, prendas de campo, un grupo electrógeno y varias herramientas fueron sustraídos durante ese episodio delictivo que el puestero luego denunció en el Comando de Prevención Rural Azul perteneciente a la Policía de la Provincia.

En esa presentación en sede policial el empleado del establecimiento rural señaló también que un equipo de chacra que estaba en el lugar tenía las puertas de la casilla, del tractor y del taller móvil abiertas, situación por la que dio aviso al encargado del establecimiento donde trabaja, un hombre llamado Martin Ciuffo.

Según se pudo comprobar después, de ese equipo de chacra habían sido robados -en el marco del mismo hecho- un grupo electrógeno, un compresor, una soldadora eléctrica, una amoladora, una agujereadora, un juego de llaves, setenta litros del gasoil, una lona y diez litros de nafta.

Al momento de que fuera radicada la denuncia surgió un dato de interés en esa investigación que el martes se tradujo en los allanamientos que se hicieron en Laprida y Olavarría.

Un día antes a que el robo ocurriera en el campo "La Base", al establecimiento rural habían concurrido en una camioneta un hombre y una mujer. El conductor del rodado, en el lugar, le preguntó al puestero por el equipo de chacra que se encontraba en el predio, en una actitud que al denunciante por el robo -según después expresara en sede policial- le resultó "extraña".

Eso hizo que aquel día el puestero tomara la patente de la camioneta en la que circulaba el hombre que le preguntó por el equipo de chacra. En ese entonces, ese sujeto se trasladaba con una mujer "de pelo rubio", según lo expresado en la denuncia tras el robo.

Los investigadores, contando con el dato de la patente del rodado en el que andaba la pareja, pudieron determinar posteriormente que ese vehículo es una Volkswagen Amarok. También, que esa camioneta ya había sido mencionada por testigos durante un robo que días atrás tuvo como escenario a un campo ubicado en el Partido de Coronel Pringles.

Además, la patente de la camioneta sirvió para que fuera identificado el actual tenedor del vehículo: un hombre domiciliado en Laprida identificado como Carlos Alberto Herrera, por intermedio del cual se dio con la ciudadana Melisa Elizabeth Prego, correspondiéndose con las descripciones físicas denunciadas por los denunciantes.

En febrero pasado, ese mismo sujeto había sido aprehendido por efectivos de seguridad de la Estación de Policía Comunal de Tres Arroyos, después de que en ese entonces se registrara un ilícito en un comercio que está en Claromecó.

En ese entonces, cuando el propietario de la camioneta resultó arrestado por ese hecho ocurrido en un negocio de la localidad balnearia, también fue aprehendida la mujer -de pelo rubio- que se movilizaba con él, la cual figura con domicilio en Olavarría.

En la causa penal que se está instruyendo por lo ocurrido en el campo ubicado en el Partido de Azul, un sumario caratulado como robo agravado y hurto calificado en concurso real, interviene el fiscal Marcelo Fernández, titular de la UFI 1 de aquella jurisdicción.

Fuente: Oh! Laprida, Diario El Tiempo de Azul y El Orden de Pringles.